Policías bolivianos usaban fuga en Pedro Juan Caballero para extorsionar

LA PAZ. La detención de cinco miembros de una unidad de inteligencia de la Policía Boliviana reveló un caso de supuestos secuestros y extorsiones a brasileños en Bolivia, a los que se amenazaba para conseguir miles de dólares. Los presionaban acusándolos de ser supuestos delincuentes fugados del penal de Pedro Juan Caballero en nuestro país.

Autoridades policiales de Bolivia describieron un presunto esquema de extorsión por parte de sus agentes usando la fuga del penal de PJC.
Autoridades policiales de Bolivia describieron un presunto esquema de extorsión por parte de sus agentes usando la fuga del penal de PJC.Twitter

“Había gente que se estaba haciendo millonaria extorsionando a nombre del Ministerio de Gobierno”, dijo este viernes el titular interino de esta cartera, Arturo Murillo. El ministro interino de Gobierno (Interior) relató en rueda de prensa en la ciudad boliviana de Santa Cruz que los brasileños eran amenazados con que “les iban a agarrar y poner drogas si no les daban plata”, o les iban a vincular con organizaciones criminales de Brasil como el Comando Vermelho y el Primer Comando de la Capital.

“Esta gente se asustaba”, comentó Murillo sobre el operativo en el que fueron detenidos cinco miembros de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de la Policía Boliviana en Santa Cruz, la mayor ciudad de Bolivia.

Un reporte del ministerio detalla que los detenidos están acusados de “secuestrar y extorsionar” a brasileños en Bolivia “a cambio de no detenerlos bajo el argumento de que eran parte de un grupo de reos que fugaron de una cárcel del Paraguay”.

PUBLICIDAD

Los policías fueron denunciados y pasaron a disposición del Ministerio Público tras declarar ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la Policía Boliviana. El pasado 14 de febrero, miembros de la unidad de inteligencia trasladaron a dependencias policiales a cuatro brasileños “bajo el supuesto cargo de ser parte de los exreos que se habrían fugado de Paraguay”, de acuerdo al ministerio.

Al principio les pidieron 50.000 dólares para ponerlos en libertad, aunque finalmente lograron unos 20.000 antes de liberarlos, según la nota.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD