Una pandemia “lejos de haber terminado” hace estragos en América y Asia

RÍO DE JANEIRO. La pandemia de coronavirus “está lejos de haber terminado”, dijo ayer lunes el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, después de que Brasil cerrara su peor semana en materia de contagios y mientras los casos siguen aumentando en Estados Unidos y China registra un “complejo” rebrote.

Vista aérea tomada durante una protesta contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro y en honor a las personas que murieron por COVID-19 en la que se colocaron 1000 cruces frente al Congreso Nacional en Brasilia, el 28 de junio de 2020.
Vista aérea tomada durante una protesta contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro y en honor a las personas que murieron por COVID-19 en la que se colocaron 1000 cruces frente al Congreso Nacional en Brasilia, el 28 de junio de 2020.SERGIO LIMA

“Todos tenemos ganas de que acabe. Todos queremos seguir con nuestras vidas. Pero la dura realidad es que estamos lejos de que termine”, agregó el director de la Organización Mundial de la Salud.

En efecto, el número de contagios y de muertos sigue creciendo globalmente, con 10.220.356 y 502.947 respectivamente según el más reciente recuento de la AFP a partir de fuentes oficiales.

- “Explosión real” -

En las últimas 24 horas, se registraron 42.000 nuevas infecciones de coronavirus en Estados Unidos, según el balance de las 00:30 GMT del martes de la Universidad Johns Hopkins, y el país más afectado del mundo suma más de 125.000 muertos y casi 2,6 millones de casos.

PUBLICIDAD

Según la cancillería mexicana, 1.513 de sus ciudadanos han fallecido de covid-19 en Estados Unidos.

Y aunque la cifra de fallecimientos diarios sigue bajando (355 en las últimas 24 horas), los contagios han aumentado particularmente en los estados más grandes y poblados del sur y el oeste estadounidense: California, Texas y Florida.

Florida se enfrenta a una "explosión real" de la enfermedad entre los jóvenes, reconoció el gobernador, Ron DeSantis.

Miami y otras ciudades decidieron cerrar nuevamente las playas a partir del próximo fin de semana, largo debido al feriado nacional del viernes.

PUBLICIDAD

La ciudad de Jacksonville donde los republicanos celebrarán su convención nacional en un evento que el presidente Donald Trump esperaba libre de distanciamiento físico, anunció el uso obligatorio de barbijo.

La mascarilla se ha convertido en un nuevo elemento de división política entre Trump y sus republicanos y la oposición demócrata.

Pero incluso republicanos como el influyente líder del Senado Mitch McConnell, se pronuncian a favor de la urgencia de usar mascarillas: "No se trata de protegernos a nosotros mismos, sino de proteger a todos con quienes nos encontremos", dijo.

En Los Ángeles, las playas también estarán cerradas durante el asueto de independencia y ya las autoridades habían ordenado volver a cerrar los bares.

En este escenario, el ritmo de la reactivación de la economía estadounidense es "extremadamente incierto", según el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, que sin embargo dijo también que la recuperación comenzó antes de lo previsto.

- La peor semana de Brasil -

Brasil tuvo la peor semana de la pandemia en materia de nuevos casos, al registrar 259.105 infecciones en los siete días hasta el domingo.

Además, tuvo su segundo mayor registro de muertes semanales, con 7.005, poco por debajo del récord de 7.285 de la semana anterior.

El gigante sudamericano sumaba así hasta la noche de este lunes 1,36 millones de casos y 58.314 muertes.

Michael Ryan, director ejecutivo del programa de gestión de emergencias sanitarias de la OMS, alentó a Brasil a luchar contra la enfermedad y a "aunar los esfuerzos federales y estaduales de forma sistemática".

Agregó que sería "tonto subestimar la dimensión y la complejidad" de la situación en Brasil, que "enfrenta un importante desafío y una respuesta exhaustiva es necesaria en todos los niveles".

El domingo hubo manifestacionesen varias ciudades brasileñas y de otros países contra Jair Bolsonaro, el presidente de extrema derecha que ha minimizado al coronavirus calificándolo de "gripecita".

- “Se me va la vida” -

Perú, en tanto, pondrá fin el martes a una cuarentena de más de 100 días, pero mantendrá desde el miércoles un confinamiento obligatorio en las siete regiones más afectadas.

La cuarentena terminará en la capital, Lima, urbe de 10 millones de habitantes donde el coronavirus está "descendiendo", según el gobierno, a pesar de acumular el 70% de los casos nacionales.

Entre esos casos figura la familia venezolana Hernández, con 14 miembros, que llegó hace dos años a Perú en busca de un mejor futuro, pero la pandemia puso en jaque sus sueños, pues todos se han contagiado del coronavirus que causó la muerte del abuelo, Wilmer Arcadio Hernández, de 63 años.

"Creo que se me va la vida", dice con dificultad a la AFP su hijo Wilmer Ramón Hernández, de 44 años, acostado en su casa del sur de Lima y conectado a un tanque de oxígeno.

- Aceleración en Asia -

También se está produciendo una aceleración en Asia, con India a la cabeza, donde en los siete últimos días se reportaron casi 120.000 casos.

China, donde comenzó todo a fines del año pasado, sufre un rebrote. Sin contar Hong Kong y Macao, registra un total de 83.512 casos, entre ellos 4.634 decesos.

En medio de ese rebrote "grave y complejo", según las autoridades, el ejército chino autorizó el uso en sus filas de una vacuna contra el nuevo coronavirus, creada por la Academia Militar de Ciencias Médicas y la compañía farmacéutica CanSinoBIO.

En Irán, que con 10.670 muertos es el más golpeado en Oriente Medio, registró este lunes un récord de decesos, 162 en las últimas 24 horas.

En Europa, en tanto, que inició un desconfinamiento gradual, varios países celebraron elecciones este fin de semana, entre ellos Francia y Polonia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD