Chavismo busca manipular el voto de pueblos indígenas

CARACAS (EFE). El voto es secreto, individual y directo, según contempla la Constitución de Venezuela.

Indígenas venezolanos en las instalaciones del palacio federal legislativo de la Asamblea Nacional (AN), en Caracas.
Indígenas venezolanos en las instalaciones del palacio federal legislativo de la Asamblea Nacional (AN), en Caracas.Archivo, ABC Color

Pero este mandato, como tantos otros de la Carta Magna, cae en saco roto según quiénes sean los afectados.

Si eres indígena, tus obligaciones son las mismas que las del resto... pero tus derechos no: tu voto no será secreto, ni individual.

Las etnias minoritarias de Venezuela no irán a las urnas el próximo 6 de diciembre como cualquier otro ciudadano, sino que tendrán que “votar” a mano alzada en público, a unos delegados que, posteriormente, designarán, “en nombre de la comunidad”, a los diputados que los representarán en la Asamblea Nacional durante el período 2021-2026.

Si bien el sistema de voto por delegados ya lo usó el régimen para conformar su “Asamblea Nacional Constituyente” (conformada solo por chavistas), no fue hasta días atrás que se incluyó formalmente en el reglamento electoral, también solo conformado por chavistas.

Ante esta flagrante violación constitucional, los representantes de catorce organizaciones legalmente constituidas y los líderes de los 20 pueblos multiétnicos del estado indígena del Amazonas remitieron un escrito al Consejo Nacional Electoral (CNE) para expresar su denuncia “categórica” de lo que denunciaron como un verdadero “atropello”.

Reclaman que el CNE chavista “pretende coartar, limitar y cercenar los derechos constitucionales de los pueblos y comunidades indígenas y sus organizaciones, a la participación política al Parlamento Nacional en términos de igualdad, usos y costumbres” para la elección de sus representantes.

El documento, dirigido a los rectores del ente electoral, recuerda el contenido íntegro del artículo 63 de la Carta Magna: “El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional”.

Firmemente apegados a la Constitución, los indígenas reivindican el respeto “íntegro” a sus derechos.

La nueva normativa electoral que afecta a los pueblos originarios está hecha sobre una base de “vicios e ilegalidad de forma y de fondo en todo su contexto, como norma de orden sublegal que contraviene la norma suprema como lo es la Constitución”, denuncian los indígenas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD