Temperaturas se mantendrán altas en 2020 pese a probable llegada de La Niña

Temperaturas superiores a la media predominarán en los próximos meses pese a la probable llegada del fenómeno climático La Niña, que por lo general provoca un descenso de la temperatura en todo el planeta, indicó la ONU el jueves.

Un niño salta a las aguas del río Shatt Al-Arab, en la ciudad de Basra, Irak.
Un niño salta a las aguas del río Shatt Al-Arab, en la ciudad de Basra, Irak.HUSSEIN FALEH

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia de la ONU, hay un 60% de probabilidad de que se produzca un episodio La Niña poco acentuado.

Pero “incluso si se produce [...], el frío que provocará no bastará para contrarrestar el impacto del cambio climático causado por la actividad humana”, señaló el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.

Y advierte que “2020 va en camino de convertirse en uno de los años más cálidos nunca antes registrados”.

“Hemos observado numerosos fenómenos meteorológicos extremos que van desde los incendios forestales y temperaturas muy elevadas hasta olas de calor marinas e inundaciones devastadoras”, añadió.

Este calentamiento global “se debe en gran parte a los gases de efecto invernadero más que a factores climáticos naturales”, subrayó.

La Niña se caracteriza por aguas inusualmente frías en el centro y el este de la zona ecuatorial del océano Pacífico, mientras que su opuesto, El Niño, está marcado por temperaturas superiores a lo normal.

Los dos fenómenos alteran los regímenes de circulación oceánica y atmosférica a gran escala y tienen importantes repercusiones en el tiempo y el clima en numerosas regiones del planeta. En general, El Niño tiende a aumentar la temperatura del globo, mientras que La Niña causa el efecto contrario.

Los impactos de La Niña en el clima mundial nunca son exactamente los mismos: dependen de la intensidad del episodio, del momento del año y de otros factores climáticos.

La OMM espera así para el periodo de septiembre a noviembre altas probabilidades de precipitaciones estacionales inferiores a lo habitual en el cuerno de África y en África austral, en el Pacífico oeste y sureste, así como en el centro de América del Norte.

Por el contrario, es muy probable que las precipitaciones sean superiores a lo normal en el sur y el sureste de Asia y en ciertas regiones de Australia.

El último episodio de La Niña, que fue de corta duración e intensidad de baja a moderada, se dio de noviembre de 2017 a abril de 2018.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD