División en Italia por el plan de recuperación

ROMA (EFE). La coalición de Gobierno de Italia se tambalea por culpa de uno de sus miembros, el líder de Italia Viva (IV) el ex primer ministro Matteo Renzi, que amenaza a sus socios con retirar su apoyo si desoyen sus exigencias sobre el Plan de Recuperación de la pandemia.

La intención de Renzi es que el Gobierno destine a innovación o sanidad más fondos de los que se recibirán de Europa, un total de 209.000 millones, y que no se dude en recurrir a otros 37.000 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Pero muchos sospechan que lo que Renzi anhela es más peso en el seno de la coalición, así como visibilidad e influencia.

El Consejo de Ministros se reunía anoche para revisar el borrador del Plan de Recuperación, un documento de 170 páginas que estipula el reparto de fondos europeos para reactivar la golpeada economía italiana.

Será una cita importante ya que Renzi, líder de dicho partido minoritario pero crucial, amenaza con retirar su apoyo al Gobierno del primer ministro Giuseppe Conte en caso de que no tenga en cuenta sus ideas en la distribución de esas inversiones.

Un argumento constante este desde hace semanas que ha tensado la relación de Renzi con el resto de la coalición, compuesta además por el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y su antigua formación, el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), y que pone contra las cuerdas al propio Conte.

Todo esto mientras Italia asiste a un aumento de los contagios de coronavirus, con unos 500 muertos diarios.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD