Sigue controversia por la presidencia de Haití

PUERTO PRÍNCIPE (EFE). Ayer se volvieron a dar protestas en las calles de la capital de Haití contra el presidente Jovenel Moise, quien afirma que su mandato termina dentro de un año, en contra de lo afirmado por el Poder Judicial de que terminó el pasado 7 de febrero.

Los manifestantes lanzaron consignas hostiles contra el Ejecutivo, que consideran es un “Gobierno de facto”, puesto que según los opositores el mandato de Moise expiró el pasado 7 de febrero.

La protesta fue en gran medida pacífica, estuvo amenizada por bandas de “rara”, una música de ascendencia africana.

Sin embargo, en la plaza de Champs de Mars, ubicada frente al Palacio Nacional, se produjeron violentos enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, que arrojaban piedras, mientras los agentes respondían lanzando bombas lacrimógenas para dispersarlos.

El mandato presidencial en Haití dura cinco años y comienza el 7 de febrero siguiente a las elecciones. Fue un 7 de febrero de 1986 cuando llegaron a su fin las tres décadas de la dictadura de los Duvalier.

Las elecciones de octubre de 2015, en las que el ganador debía asumir el 7 de febrero de 2016, dieron como ganador a Moise en primera vuelta; pero los comicios fueron anulados ante denuncias de fraude.

Declarado ganador en la elección realizada un año después, Moise asumió finalmente el 7 de febrero de 2017. Por eso, él alega que se deben contar cinco años desde esa fecha.

Mientras el Poder Judicial declaró este 7 de febrero el fin del periodo presidencial 2016-2021, para el que fue elegido Moise, según la Corte de Casación haitiana.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD