Rescatadas 150 personas migrantes y 14 cuerpos frente a la costa de Túnez

Túnez, 22 jul (EFE).- Unidades de la Guardia Costera tunecina rescataron este miércoles a 150 personas migrantes a bordo de una embarcación precaria que se encontraba a la deriva frente a la costa de Zarzis (sur) y recuperaron los cuerpos de otras 14 personas, informó hoy el ministerio de Defensa.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Los rescatados, en su mayoría originarios de Bangladesh, partieron el pasado sábado por la noche de la ciudad libia de Sabratha (oeste) y fueron localizados a 36 kilómetros de Zarzis, donde fueron transferidos a las instalaciones regionales de la Media Luna Roja.

En el interior del barco pesquero se encontraron 14 cuerpos sin vida que fueron trasladados a la Protección Civil, añadió la fuente.

En las últimas horas al menos 16 personas perdieron la vida y otras 366 fueron rescatadas, todas ellas hombres adultos, durante una operación conjunta entre guardacostas tunecinos y libios en un nuevo naufragio en la misma zona.

La embarcación, que partió el lunes de la ciudad libia de Zuara (oeste), llevaba 48 horas a la deriva después de una avería en el motor que provocó la muerte por asfixia de las personas que se encontraban en la bodega.

Entre los rescatados por las autoridades tunecinas se encuentran 65 ciudadanos de Marruecos, 62 de Bangladesh, 15 de Egipto, 8 de Siria, 5 de Sudán, 5 de Costa de Marfil, 2 de Pakistán, 2 de Mali, 1 de Kenia y 1 de Eritrea.

La pasada semana Amnistía Internacional denunció las "atroces" violaciones cometidas por las autoridades libias durante las detenciones de personas migrantes tras ser interceptadas en el Mediterráneo y devueltas de manera forzosa al país con apoyo de la cooperación europea, que calificó de "vergonzosa".

Los llamados "centros de reagrupación y retorno" son escenario de torturas sistemáticas, violencia sexual, trabajos forzados y otras formas de explotación "con total impunidad", reveló la ONG en su último informe en el que instó a los estados europeos a suspender la cooperación con el país magrebí en materia de migración y control de fronteras.

Según las estadísticas de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), al menos 270 migrantes han fallecido y otros 522 se encuentran desaparecidos en la ruta central, considerada una de las más mortíferas del mundo, desde comienzos de año.

Durante el mismo periodo, más de 16.000 personas- incluidos 569 menores- fueron interceptadas y arrestadas por la Guardia Costera libia, un cuerpo formado en su mayoría por la Unión Europea y que está bajo la sospecha de distintas organizaciones humanitarias internacionales por sus supuestos vínculos con las mafias que se dedican al lucrativo negocio del contrabando de personas en esta ruta.