Dos tercios de estadounidenses dicen que su democracia está amenazada

Un año después de la violenta invasión del Capitolio, los estadounidenses siguen profundamente preocupados por la salud de su democracia y alrededor de un tercio dice que la violencia contra el gobierno a veces puede ser justificada, según dos encuestas publicadas ayer. Continúan las investigaciones en busca de culpables de aquel ataque, que estrechan el cerco sobre el expresidente Donald Trump.

Fotografía de archivo fechada el 6 de enero de 2021 donde aparecen decenas de personas con banderas en apoyo al entonces presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump.
Fotografía de archivo fechada el 6 de enero de 2021 donde aparecen decenas de personas con banderas en apoyo al entonces presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump.EFE

WASHINGTON (AFP). La asonada del 6 de enero de 2021 contra la sede del Congreso, encabezada por cientos de partidarios radicales del entonces presidente Donald Trump, fue “un presagio de una creciente violencia política” y de que la democracia estadounidense “está amenazada”, según dos tercios de los encuestados para un sondeo de la cadena CBS News.

Mientras tanto, el “orgullo” de los estadounidenses por su democracia se ha reducido drásticamente, del 90% en 2002 al 54% en la actualidad, según una encuesta conjunta de The Washington Post y la Universidad de Maryland.

A medida que se acerca el aniversario del 6 de enero, los sondeos ofrecen motivos específicos de preocupación: CBS encontró que el 28% de los encuestados cree que se puede usar la fuerza para defender el resultado de una elección, mientras que el 34% le dijo a The Washington Post que una acción violenta contra el gobierno a veces puede estar justificada –el mayor porcentaje en décadas–.

Los resultados subrayan las opiniones aparentemente casi irreconciliables que dividen a la sociedad estadounidense, las cuales el presidente demócrata Joe Biden, quien asumió el cargo 14 días después de los disturbios en el Capitolio, ha prometido superar.

Dos tercios de los partidarios de Trump siguen creyendo en su acusación infundada de que hubo fraude y que Biden no es el presidente legítimamente elegido.

Trump se había dirigido a miles de simpatizantes poco antes de la invasión, diciéndoles que las elecciones habían sido “amañadas” y que debían “luchar como el infierno” para hacer justicia.

La invasión al Congreso, que se saldó con cinco muertos, varios heridos y destrozos, es objeto de una investigación de un comité especial legislativo.

Alrededor del 60% de los encuestados cree que Trump tiene una gran responsabilidad por la invasión del Capitolio, ocurrida justo cuando los legisladores estaban listos para certificar la victoria de Biden.

Pero 83% de sus votantes creen que el nivel de responsabilidad de Trump es solo “parcial” o “ninguno”, según la encuesta del Post. Y 26% quiere que vuelva a buscar la presidencia en 2024, según CBS.

Sigue la búsqueda

WASHINGTON (EFE). Un año después del multitudinario asalto al Capitolio de Estados Unidos del 6 de enero de 2021, centenares de procesos tanto judiciales como políticos siguen buscando a los culpables materiales e intelectuales de lo sucedido, estrechando cada vez más el cerco sobre el expresidente Donald Trump. Las investigaciones se dividen en dos grandes grupos: por un lado, la persecución policial (encabezada por el FBI) y judicial a centenares de personas que protagonizaron actos violentos o vandálicos en esa jornada; y por otro, el proceso político abierto en el Congreso de EE.UU. contra personas de la órbita del exmandatario.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.