Ministro brasileño asocia aumento de hambre a un mercado laboral “dislocado”

MADRID. El ministro brasileño de Ciencia, Tecnología e Innovación, Paulo Alvim, cree que el aumento de la pobreza y el hambre en Brasil se debe al “dislocamiento” del mercado laboral, ya que “hay trabajos, pero no empleados capacitados” en áreas como la transformación digital tras la pandemia.

El ministro brasileño de Ciencia, Tecnología e Innovación, Paulo Alvim.
El ministro brasileño de Ciencia, Tecnología e Innovación, Paulo Alvim.ZIPI ARAGON

El número de brasileños con hambre aumentó en 14 millones en los dos últimos años, desde 19 millones en 2020 hasta 33,1 en 2022, y se triplicó en los últimos cuatro años, según un estudio divulgado la pasada semana.

"Lo que hubo en ese periodo, y la pandemia contribuyó mucho, fue un reposicionamiento de la producción, estamos hablando de empleos que fueron extintos en el mundo entero, no solo en Brasil", indica Alvim en una entrevista con Efe en Madrid.

El ministro brasileño, de visita en la capital española, participó esta semana en el South Summit, encuentro que pone en contacto a inversores, emprendedores, corporaciones e instituciones, y se reunió con ministros y otras personalidades españolas.

Alvim insiste en que "en Brasil y en el mundo" hay "un déficit de trabajadores, porque hay trabajos y no hay empleados capacitados en el área de transformación digital o de seguridad cibernética"."Tenemos una situación con puestos de trabajos disponibles de mejor remuneración, pero un problema muy grave de dislocamiento de mano de obra. Si no se recoloca a estas personas en otros puestos, van a tener muchas dificultades de encontrar puestos de trabajo", adelanta.

A la vez, explica que "la forma de medir -estos índices de pobreza- es algo que tiene que ser analizado, (…) la información científica necesita ser transparente y colocada de una forma muy clara para la sociedad".

Por otra parte, argumenta que su Gobierno, liderado por presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, "tuvo un programa de acción de emergencia que garantizó recursos llevados de forma digital a 68 millones de personas".

CRÍTICAS "INDEBIDAS" AL GOBIERNO POR SU ACCIÓN EN EL AMAZONAS

El ministro de Ciencia tilda de "indebidas" las críticas que recibe el Gobierno brasileño por su política en el Amazonas y niega que se esté llevando a cabo una actividad de "deforestación" de esta selva, imprescindible para poder frenar el cambio climático.

"Las críticas son indebidas, el Gobierno brasileño nunca abandonó el Amazonas, tiene un entendimiento muy claro y más aún en el Gobierno de Bolsonaro, cuando habla que el Amazonas es brasileño y sus brasileños están construyendo soluciones sostenibles e inclusivas", opina.

En esa línea, subraya que "no basta hablar de sostenibilidad en el Amazonas" si no se incluye "a las poblaciones que viven ahí, veinte millones de brasileños".

"Yo puedo afirmar que el Gobierno de Bolsonaro no solo protege, sino que está haciendo mucho para la recuperación de la región amazónica, las críticas son porque existe un cierto desconocimiento" de la situación, considera.

Por ello, el Gobierno ha hecho "experimentos" y ha llevado a "embajadores de la Unión Europea", entre ellos los de "Alemania y Suiza" para "conocer los proyectos en el Amazonas", explica.

REFORZAR LA COOPERACIÓN CON ESPAÑA

Alvim se reunió en España con su homóloga, Diana Morant, y asistió a la presentación del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica Aeroespacial, uno de los programas que el Gobierno español ha puesto en marcha con los fondos de recuperación de la Unión Europea tras la pandemia.

Allí coincidió con el presidente el Ejecutivo español, Pedro Sánchez.

El ministro brasileño mantuvo también reuniones con empresas que desarrollan su actividad en el ámbito espacial, según contó, y con las que espera poder desarrollar líneas de actuación en el futuro. Además, durante su visita se marcaron "temas prioritarios" para crear una agenda de trabajo donde también están las energías renovables.

Asegura que su Ejecutivo "vislumbra" que de "aquí a treinta años" puedan "ser una potencia en seguridad energética".

"Vemos un momento de transición energética en Europa, pero nosotros vamos más allá de eso, nuestro esfuerzo en energía renovable no solo produciendo energía de forma sostenible, sino sustituyendo alguna de las fuentes que tenemos hoy (…) de una forma sostenible", asume.

Sobre el cambio de gobierno que podría darse tras las elecciones del próximo octubre, en las que las encuestas auguran un regreso del expresidente Lula Da Silva, el ministro asegura que es "una hipótesis" en la que su Ejecutivo "no cree".

“Somos conscientes de que estamos haciendo un buen trabajo y que la población brasileña va a entender que vale la pena continuar”, remarca.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.