Entierran en Guatemala a migrante de 13 años fallecido en tragedia de Texas

Esteban Biba Nahualá (Guatemala), 16 jul (EFE).- Los familiares y amigos de un adolescente guatemalteco de 13 años le dieron este sábado el último adiós al enterrarlo en el oeste del país. La tristeza se produce después de que perdiera la vida el pasado 27 de junio asfixiado en Texas, Estados Unidos, junto a otros 52 migrantes.

Vecinos y familiares asisten al entierro de los restos del menor Pascual Melvin Guachiac Sipac de 13 años, en el cementerio de la aldea Tzucubal, Nahualá (Guatemala). El menor murió asfixiado en un camión el pasado 27 de junio en San Antonio, Texas cuando con un grupo de migrantes intentaba llegar a los Estados Unidos. EFE/ Esteban Biba.
Vecinos y familiares asisten al entierro de los restos del menor Pascual Melvin Guachiac Sipac de 13 años, en el cementerio de la aldea Tzucubal, Nahualá (Guatemala). El menor murió asfixiado en un camión el pasado 27 de junio en San Antonio, Texas cuando con un grupo de migrantes intentaba llegar a los Estados Unidos. EFE/ Esteban Biba.Esteban Biba

Entre lágrimas y dolor, Pascual Melvin Guachiac Sipac fue enterrado en el municipio de Nahualá, en el departamento (provincia) de Sololá, unos 150 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala, según constató Efe. El caso conmovió a nivel internacional, por la cantidad de fallecidos y el contexto en la que se encontraban,

El menor, de 13 años, intentó hace tres semanas emigrar a Estados Unidos para huir de la pobreza en el poblado indígena y en Guatemala, pero murió asfixiado en una tragedia donde otras 52 personas también perdieron la vida.

El féretro gris de Guachiac Sipac fue inhumado en el cementerio local, después que la familia lo velara durante las últimas horas acompañados de más de un centenar de personas.

“No tengo palabras”, dijo este viernes a periodistas al borde del llanto el padre de Guachiac Sipac, Casimiro Guachiac, en la terminal aérea, antes que llegaran los restos de su hijo.

Antecedentes de un fatal desenlace

El Gobierno guatemalteco confirmó la semana pasada que fueron 22 los connacionales que perdieron la vida en la tragedia, asfixiados en un camión que fue abandonado por traficantes de personas en una carretera de San Antonio, Texas.

Sin embargo, este viernes el Gobierno que preside el médico y cirujano retirado, Alejandro Giammattei, se retractó y dijo que finalmente eran 21 personas de nacionalidad guatemalteca las fallecidas, tras un dato “erróneo” de las autoridades en Texas.

Los 21 guatemaltecos forman parte del grupo de al menos 53 migrantes, entre mexicanos y hondureños, que murieron asfixiados. Las autoridades locales suponen que los migrantes debieron permanecer varias horas encerrados en el camión, en la que fue considerada la mayor tragedia de tráfico de personas de las últimas décadas en Estados Unidos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.