Ban Ki-moon se levanta en Sochi contra los ataques a los homosexuales

SOCHI. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lanzó un llamamiento al mundo este jueves, en Sochi, para que se levante contra los ataques a los homosexuales, la víspera de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1996

Al mismo tiempo, el gobierno de Estados Unidos alertó a las compañías aéreas locales y extranjeras que terroristas podrían tratar de introducir explosivos disimulados en tubos de pasta de dientes en los vuelos con destino a Rusia, donde se celebran los Juegos.

Ban Ki-moon lanzó su llamado “contra los ataques a los gays” en una intervención este jueves en la sesión del Comité Olímpico Internacional (COI).

“Muchos deportistas profesionales gays y heterosexuales están contra los prejuicios. Debemos todos elevar nuestra voz contra los ataques a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o intersexuales”, afirmó Ban Ki-moon en plena polémica por una ley rusa que castiga con multas y prisión la “propaganda” de la homosexualidad ante menores.

La ley, promulgada en junio pasado por el presidente ruso, Vladímir Putin, suscitó vivas críticas, sobre todo en Occidente. “Debemos oponernos a las detenciones, prisión y restricciones discriminatorias a las que se enfrentan los gays”, añadió el secretario general de la ONU.

Putin prometió, por su parte, que los Juegos de Invierno organizados por primera vez por Rusia serán acogedores para todo el mundo. En una reunión con la prensa, el secretario general de la ONU señaló que aprecia todos los esfuerzos realizados por Rusia para hacer de estos Juegos un éxito. “Al mismo tiempo, pensaba que serían el lugar en que cada persona sin tener en cuenta su orientación sexual podría apreciar la armonía, la amistad y un respeto mutuo y podría tomar parte en las competiciones con el espíritu del movimiento olímpico”.

“Aprecio las garantías repetidas por el presidente Vladímir Putin de que no habrá discriminación”, señaló Ban Ki-moon.

Abordando el tema en un discurso el martes en Sochi, el presidente del COI, Thomas Bach, declaró que todo el mundo debe luchar contra las “discriminaciones en base a la orientación sexual o todo otro prejuicio”.

No obstante, señaló Bach, el deporte no debe ser “una tribuna para disidencias políticas o para intentar marcar puntos por motivos de contestación política interior o exterior”.

El presidente del COI criticó a algunos políticos cuya contribución a la lucha por una buena causa consiste en “declinar públicamente invitaciones que ni siquiera han recibido”, haciendo alusión a los diferentes jefes de Estado y de gobierno que dijeron que no acudirían a Sochi.

“Tengan la valentía de arreglar sus desacuerdos a través de un diálogo pacífico y directo, y no a costa de los deportistas”, insistió el abogado alemán, que dirige el COI desde septiembre.

El miércoles, la ONG de defensa LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales) All Out organizó manifestaciones en 19 ciudades del mundo, de Nueva York a Melbourne, pasando por París y San Petersburgo en Rusia (pero no en Sochi), dirigiéndose a los patrocinadores de los Juegos para que “salgan de su silencio sobre las leyes anti-gay rusas”.

Más de 200 escritores, entre ellos Salman Rushdie, Margaret Atwood y Jonathan Franzen, firmaron una carta abierta publicada el jueves en el diario británico The Guardian para denunciar las leyes rusas. Por otra parte, los temores sobre la seguridad de los Juegos Olímpicos renacieron con dos atentados suicidas que causaron 34 muertos a finales de diciembre en Volgogrado (a 700 km de Sochi).

La seguridad de los Juegos en una zona próxima a la repúblicas del Cáucaso Norte, donde opera una rebelión islamista, es una gran preocupación para las autoridades rusas, que han desplegado 37.000 policías y soldados.

Rusia también ha sido criticada por no haber terminado a tiempo algunas obras para la organización de los Juegos, en particular para el alojamiento de profesionales de medios de comunicación, que no estaban completamente acabados a la llegada de sus ocupantes.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...