La policía alemana detona los explosivos hallados en un piso en Chemnitz

BERLÍN. La policía de Sajonia detonó de forma controlada los explosivos hallados en el piso de un sirio de 22 años al que se le sigue buscando por todo el país desde esta mañana por tratar de preparar un atentado terrorista.

La Policía de ese land del este de Alemania informó, a través de su cuenta en Twitter, del éxito de las tareas de los artificieros, que optaron por hacer explotar allí el material encontrado ante la imposibilidad de transportarlo hasta un lugar seguro.

La operación se llevó a cabo en el piso de Chemnitz en el que residía Jaber Albakr, nacido el 10 de enero de 1994 en la localidad de Saasaa, mientras alrededor de un centenar de vecinos permanecían desalojados de sus domicilios por motivos de seguridad.

En esta vivienda, situada en el área de Fritz-Heckert, la Policía se había incautado de “varios centenares de gramos” de explosivos “altamente explosivos” y “más peligrosos que la TNT”, según el portavoz de la Oficina de lo Criminal (LKA) de Sajonia, Tom Bernhardt.

PUBLICIDAD

El portavoz agregó que no hay “indicios concretos” sobre el objetivo del atentado que se estaba urdiendo en ese domicilio y declinó apuntar las posibles motivaciones del fugado, aunque en los medios alemanes se hable de un frustrado ataque islamista.

El operativo policial sigue en parte en Chemnitz, tras la gran operación desarrollada esta mañana, y las fuerzas de seguridad en otras ciudades se han puesto en alerta para tratar de dar con el sospechoso.

La Policía de Berlín, por ejemplo, ha aumentado el número de efectivos en la calle y ha elevado las medidas de seguridad en sus dos aeropuertos ante la posibilidad de que Albakr se desplace hasta la capital alemana.

Otras tres personas han sido detenidas a lo largo del día en Chemnitz por su relación con este joven sirio; dos junto a la estación central de tren de la ciudad y otra en el centro urbano.

Además, las fuerzas de seguridad levantaron el cierre parcial de la estación de trenes de Chemnitz, al considerar que la zona era segura tras una falsa alarma.

El portavoz de la policía explicó además que esta gran operación antiterrorista se puso en marcha después de que el viernes se recibieran informaciones de los servicios secretos en las que se alertaba sobre el “serio peligro” que representaba el sospechoso.

La operación de las fuerzas de seguridad desató cierta alarma en Fritz-Heckert, una zona de grandes edificios residenciales levantados durante la era comunista, y la policía llegó a pedir a los vecinos que permaneciesen “dentro de sus casas” durante el operativo.

Sajonia, cuna del grupo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida), ha sido escenario de múltiples incidentes xenófobos en los últimos meses, incluidos varios ataques incendiarios contra centros de refugiados.

Alemania sufrió dos ataques yihadistas en julio, ambos perpetrados por solicitantes de asilo, en los que murieron los dos terroristas y veinte personas resultaron heridas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD