Llueven condenas por autogolpe en Venezuela

Varios presidentes reaccionaron ante el autogolpe chavista con la disolución del Parlamento venezolano. Mientras la mayoría de las naciones expresaron su preocupación y total rechazo, Bolivia afirmó su “incondicional apoyo”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VUL44KZXB5HSPAK7W36P2AEDWU.jpg

El Parlamento venezolano, donde el voto popular dio mayoría absoluta a la oposición chavista, fue abolido ayer tras arrogarse sus funciones legislativas el Tribunal Supremo, integrado totalmente por adherentes al chavismo. Ante esta situación, numerosos países se han pronunciado ante lo que la mayoría califica como un golpe de Estado.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, expresó hoy su “condena a cualquier situación que altere el orden democrático en Venezuela”, en referencia la situación que vive ese país después de que el miércoles el Tribunal Supremo asumiera las competencias del Poder Legislativo.

Según la Agencia de Noticias Efe, Bachelet informó de que varios cancilleres de América Latina “han estado ocupados hasta altas horas de la noche” abordando esta situación y proseguirán los contactos en las próximas horas.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, mostró este viernes su preocupación tras la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de retirar las competencias a la Asamblea Nacional, alertando de que una ruptura de la división de poderes supone que “se rompe la democracia. Si se rompe la división de poderes se rompe la democracia. Por la libertad, la Democracia y el estado de derecho en Venezuela”, escribió en su cuenta de Twitter.

PUBLICIDAD

El Gobierno de Panamá expresó hoy “profunda preocupación” por la decisión del Supremo de Venezuela de asumir las competencias del Parlamento, e hizo un llamado a que en ese país se respete el orden constitucional y la democracia.

La medida adoptada el miércoles por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano, “que ha eliminado las facultades de la Asamblea Nacional” del país suramericano, “agrava la situación política, económica, social y humanitaria que vive Venezuela” , expresó en un comunicado la Cancillería de Panamá.

El gobierno de Estados Unidos consideró este jueves un "grave retroceso para la democracia" la decisión de la corte suprema de Venezuela de asumir poderes legislativos, de acuerdo con una nota oficial del Departamento de Estado.

“Esta ruptura de las normas democráticas y constitucionales daña enormemente las instituciones democráticas de Venezuela y niega a los venezolanos el derecho a dar forma a su futuro a través de sus representantes electos. Lo consideramos un grave retroceso para la democracia en Venezuela”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

PUBLICIDAD

“El gobierno brasileño repudia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Venezuela que retiró de la Asamblea Nacional sus prerrogativas, en una clara ruptura del orden constitucional”, afirmó la Cancillería de dicho país en un comunicado oficial.

“El pleno respeto al principio de la independencia de poderes es un elemento esencial para la democracia. Las decisiones del TSJ violan ese principio y alimentan la radicalización política” , advirtió.

El presidente argentino, Mauricio Macri, “hizo un llamamiento a recomponer el orden democrático en Venezuela y manifestó su preocupación por la disolución de la Asamblea Nacional decidida por el Tribunal Supremo de Justicia de ese país.

También insistió en la necesidad de que se cumpla con un calendario electoral en Venezuela y pidió por la liberación de los presos políticos”, según una nota oficial.

La decisión del Tribunal Supremo de Venezuela “atenta contra los principios y valores esenciales de la democracia representativa y la separación de poderes”, señaló la cancillería mexicana.

“Condeno la ruptura de la democracia en Venezuela. Retiro de manera definitiva a mi embajador en ese país. América Latina es democrática. Es inaceptable lo que ocurre en Venezuela” , anunció el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

“Rechazamos esta no división de los poderes. Acá es clarísimo que necesitamos unos poderes públicos fuertes, independientes, para poder fortalecer la democracia. Esto lo único que hace es profundizar aún más esa crisis que vive Venezuela”, dijo en rueda de prensa la canciller María Ángela Holguín.

La decisión del Tribunal Supremo de asumir las facultades legislativas y el retiro de la inmunidad a los parlamentarios constituyen “los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia”, señaló Luis Almagro en una nota oficial en la que consideró que en Venezuela se ha producido un “autogolpe de Estado”.

A diferencia de varios países, Bolivia expresó el jueves su “incondicional apoyo” a Venezuela y denunció una injerencia internacional que pretende desestabilizar al presidente Nicolás Maduro, informó la agencia de noticias AFP.

El gobierno del presidente Evo Morales, quien se encuentra en Cuba para una cirugía, denunció un “nuevo ataque que intenta facturar la democracia, desestabilizar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro y desconocer la Constitución Venezolana”, según un comunicado de la cancillería.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD