Papa: “El anuncio del Evangelio trae persecuciones”

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco destacó hoy que “cuando se anuncia el Evangelio se va al encuentro de las persecuciones” y que en la actualidad “existen más mártires que en los primeros tiempos de la Iglesia”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ROMMGQUGLBAP3BVWHEZWBFVG3I.jpg

El Papa recordó que hay “profetas” perseguidos incluso dentro de la Iglesia, tomando el ejemplo, sin nombrarlo, de Antonio Rosmini, filósofo y sacerdote italiano del siglo XIX, primero juzgado como hereje, con sus obras censuradas, y luego beatificado.

En toda la historia de la salvación “los profetas fueron perseguidos” y Jesús mismo les dijo a los fariseos: “Habéis equivocado el camino, volved a la senda de Dios”, ejemplificó Francisco.

El profeta, destacó, “lucha contra las personas que encarcelan al Espíritu Santo. Y por esto es perseguido, ¡siempre!”.

“Esta situación no terminó con la muerte y resurrección de Jesús, continuó en la Iglesia. Perseguidos desde afuera y perseguidos desde adentro”, agregó.

“Cuando leemos la vida de los santos, cuántas incomprensiones, cuantas persecuciones sufrieron porque eran profetas”, dijo el Papa.

“Muchos pensadores en la Iglesia fueron perseguidos. Pienso en uno, en este momentos -en implícita alusión a Rosmini-, notan lejano de nosotros, un hombre de buena voluntad, un verdadero profeta, que con sus libros reprochaba a la Iglesia el alejamiento del camino del Señor”, dijo.

“Fue amonestado, sus libros enviados al Index, le cerraron las cátedras y así terminó su vida, no hace tanto tiempo”, agregó Francisco. “¡Pasó el tiempo y hoy es un beato! ¨Pero cómo ayer era un hereje y hoy, ¿un beato? Es que ayer aquellos que tenían el poder querían silenciarlo, porque no les gustaba lo que decía. Hoy, la Iglesia, que gracias a Dios sabe arrepentirse, dice: ’No, este hombre es bueno. Es más, está en el camino de la santidad, es un beato’”, dijo el Papa.

“Todas las personas que el Espíritu Santo escoge para decir la verdad al Pueblo de Dios sufren persecuciones. Y Jesús es propiamente el modelo, el ícono. El Señor tomó sobre sí mismo todas las persecuciones de su pueblo”, continuó Francisco.

Y todavía hoy, relató con amargura, “los cristianos son perseguidos. Hay pena de muerte o cárcel por tener el Evangelio en casa, por enseñar el catecismo, en alguna partes”.

Francisco finalizó la misa con un pensamiento dirigido al padre Matteo Ricci, evangelizador en China, que “no fue comprendido, no fue entendido. Pero él obedeció como Jesús y dijo: existirán las persecuciones, las incomprensiones, pero Jesucristo es el Señor y éste es el desafío y la cruz de nuestra fe”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.