Paraguay

EI Paraguay nos vio nacer, testigo de nuestros primeros pasos, fiel a lo largo de nuestro existir; esta sufriendo una desintegración agresiva a causa de un mal letal y experimentado. La corrupción es real, no conoce fronteras, destruye sin compasión alguna; hogares, sueños, naciones, convirtiéndose en instrumento preferido de aquellos quienes se dejan encantar por la misma.

estatua del mariscal lópez
Archivo, ABC Color

Curiosamente los políticos, casi sin excepción alguna, terminan siendo secuestrados, hechizados por la dulce inclinación hacia el poder financiero intercambiando el bien del pueblo, del país, por el bien propio, ahorcando nuestros derechos, los cuales francamente, ya son parte del olvido.

Hoy, enfrentamos una realidad aun mas cruel, una que se refleja en todos nosotros. Estamos perdiendo al país en toda su extensión. Un país indefenso, encadenado, y aun estando sumergido en una impotencia latente, intenta decirnos algo, intenta despertar una verdad arcaica en nosotros, una verdad comúnmente opacada por el miedo al fracaso, una verdad que marcó la historia de muchas naciones en el pasado, siendo la historia misma testigo fiel.

Dicha verdad define al pueblo como único libertador, como única voz, como única ley. EI pueblo puede, si decide.

El pueblo es capaz de derribar tiranos o alabarlos, de aniquilar injusticias o tolerarlas, de corregir una realidad podrida o simplemente aceptarla.

PUBLICIDAD

Extendamos una mano a nuestro ya desangrado país, nos necesita unidos.

Quién sino nosotros para defenderlo, quien sino nosotros para juntar las cenizas restantes si decidimos ignorar y pretender que alguna acción divina actuara por nosotros.

Decidamos ser el himno y no solo cantarlo, decidamos ser la bandera y no solo izarla, decidamos ser las calles y no solo caminar por ellas, decidamos ser capitanes y dejemos de ser meramente timones.

Es hora de forjar un destino nuevo y gritar BASTA, de lo contrario seremos paraguayos nada mas por definición gentilicia que por esencia.

PUBLICIDAD

Ingo Waldhausen R.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD