Ley diplomática elitista y discriminatoria

Se debe cambiar la ley diplomática, por elitista y discriminatoria, ¡ya! Lo más absurdo de todo esto es que la mayoría de estos supuestos “diplomáticos” que hoy están defendiendo a capa y espada la mencionada ley discriminatoria que fue elaborada en su momento para el beneficio exclusivo de un grupo “elitista” es que los mismos al principio la atacaron judicialmente para poder ingresar a dicho escalafón y así lo hizo el 80% de sus integrantes.

Por eso es que resulta importante eliminar y cortar la brecha con respecto a los privilegios y beneficios que gozaron y siguen gozando en la actualidad los integrantes de esta asociación.

Si lo comparamos con otros escalafones o carreras civiles de la función pública, por ejemplo, con la carrera o el escalafón civil de la ley 1.626 dentro de esa estructura, los únicos que perciben altos salarios, los que ascienden cada ciertos años, los que ocupan jefaturas o direcciones y los que obtienen los mejores cargos en el exterior son, por lo general, los integrantes de este escalafón diplomático, en detrimento total de los demás funcionarios que integran el escalafón civil. Estos prácticamente no tienen ninguna expectativa de superación laboral ni profesional dentro de esa institución porque la mayor parte del presupuesto de la institución es destinada para el beneficio exclusivo del escalafón diplomático.

Justamente es ahí donde radica el punto principal de la gran discriminación existente en esa institución, aparte de otros muchos casos irregulares que aún no están saliendo a la luz. Por eso resulta importante cambiar dicha situación para mejorar el ambiente laboral y profesional de ese lugar..

Todos los funcionarios públicos tienen el derecho a ocupar cargos públicos en igualdad de condiciones. Justamente, otro punto que nunca se respetó en la Cancillería es que los funcionarios con mismas funciones y responsabilidades, tienen que percibir mismos salarios, pero esto no se cumple.

Mónica Amarilla