El doctor de los gatos

Cómo criar al gato es en foros gateros uno de los temas más habituales y controversiales. Hoy día existen -no muchos, pero en aumento- especialistas en medicina felina, como el Dr. Rubén Gatti, quien estará próximamente en nuestro país.

El Dr. Rubén Gatti, experto en medicina felina.
El Dr. Rubén Gatti, experto en medicina felina.Lourdes Peralta abc color

Invitado por una clínica privada, el doctor Rubén Gatti llega de Buenos Aires a Asunción, a poco de haberse celebrado el Día del Veterinario (argentino y paraguayo, el 6 y el 10 de agosto respectivamente), y, entre ambos, el 8 de agosto, Día Internacional del Gato. Egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) tiene 42 años de ejercicio y es especialista en medicina felina. Dictará un curso de actualización el próximo jueves 15 en la UIP. En su conferencia tocará temas como la consulta felina amigable y enfermedades del gato: tracto urinario, enfermedad intestinal, diabetes mellitus, enfermedad renal crónica, entre otros.

Conocer sobre mininos

El profesional veterinario dictará una charla de actualización para sus colegas.
PUBLICIDAD

Como en todo ser vivo, la alimentación del gato es fundamental. El doctor Gatti apunta: “Los gatos son una especie muy particular, desde un principio son carnívoros estrictos, o sea necesitan en forma imprescindible comer carne de sus presas. Eso lo condiciona en varios aspectos”.

¿Por qué el estómago del gato es tan delicado?

Como órgano no es especialmente delicado; pero tiene varias enfermedades tanto como el perro o el hombre. Los gatos comen presas pequeñas porque son cazadores solitarios. La industria de la alimentación ha estudiado mucho los alimentos del gato y ha logrado cubrir sus necesidades nutricionales. Hay alimentos húmedos y secos, los primeros son más fisiológicos (se parecen más a una presa) pero son muy caros, los envases son de raciones pequeñas porque no duran mucho tiempo una vez abiertos; los secos son menos fisiológicos, pero más económicos y pueden durar meses.

Son carnívoros estrictos, pero si no cazan, ¿qué carne conviene darles: cruda o cocinada?

Además de carnívoros pueden comer otros alimentos como complementos, pero nunca alimentarlo en forma vegetariana, porque necesita aminoácidos específicos de origen animal. Si bien la carne cruda sería su alimento natural, está totalmente contraindicada porque la posibilidad de transmisión de la toxoplasmosis y otros agentes infecciosos, o sea, la carne cruda puede ser un problema para el gato y también para los humanos que conviven él, por lo tanto la prohibición no solo es sanitaria para el gato, sino también de salud pública parta evitar el traspaso de enfermedades a los humanos. Siempre digo que si todos los gatos del mundo comieran alimento comercial no existiría la toxoplasmosis.

¿Qué debemos considerar primordial para mantener a nuestros gatos saludables?

Cada 8 de agosto se recuerda el Día Internacional del Gato. Amarlos es cuidarlos.

Con las distintas situaciones, razas, estilos de vida esa es una pregunta muy amplia, pero trataré de dar las principales respuestas. Lo más importante en la salud de un gato es la buena alimentación en cada etapa de su vida, luego hacer prevención de todas las enfermedades infecciosas y parasitarias que pueda contraer; eso también se logra con la alimentación, con vacunas, evitar el vagabundeo, etc. Y, por último, en las etapas geriátricas o sea cuando tienen más de 10 años, hacer controles periódicos de su salud para detectar alguna de las enfermedades de la vejez y poder hacer los tratamientos indicados. Hay que tener en cuenta que en este momento los gatos viven cerca de 20 años y de ellos la mitad está en la franja de edad geriátrica (más de 10 años).

Tener un gato nos lleva a buscar información en internet, sin embargo hay opiniones o experiencias completamente opuestas respecto a la educación o alimentación del gato, ¿cómo hay que tomar los blogs o foros?

Hay que tener en cuenta que los tenedores de gatos, generalmente cuentan su experiencia o la de algún conocido, pero no tienen la preparación científica para dar indicaciones con respecto al comportamiento y enfermedades de los gatos. Creo que todo lo que dicen esos blogs debe ser tomado con pinzas. Lo mejor es informarse con páginas que manejen los profesionales del tema. Nosotros tenemos una página en Facebook: Centro de Medicina Felina Buenos Aires, donde damos información confiable.

También consultando con distintos veterinarios obtenemos diagnósticos o tratamientos que no siempre coinciden

Los veterinarios pueden tener posturas diferentes, a veces por desconocimiento (los que no son especialistas en felinos) y otras por tener también posturas distintas frente a determinados temas. Por ejemplo, hay una virosis que se llama coronavirus, que los gatos que están en comunidades y en criaderos suelen contagiarse, esta virosis no da signos clínicos en la mayoría de los casos, pero un 10 a 20% de estos gatos puede tener una enfermedad muy grave y mortal que se llama Peritonitis Infecciosa Felina (PIF); entonces para algunos veterinarios es normal que los gatos tengan el Coronavirus porque está muy extendido, para otros (yo incluido) no es normal, porque es una bomba de tiempo tener este virus que puede desencadenar una enfermedad mortal.

Hay gente que dice: “El gato tiene 7 vidas, si se enferma se cura solo”, mientras otros corren al veterinario por un estornudo, ¿cuál es la mejor postura?

En muchas patologías el organismo puede curarse solo (en cualquier especie), pero obviamente si podemos actuar en forma temprana, podremos evitar que avance la enfermedad y que llegue a un punto de no retorno. Creo que es importante consultar con el veterinario ante cualquier signo de enfermedad y allí se verá la importancia del problema. Hay situaciones que pueden ser graves si no se toman a tiempo; la gente común no está capacitada para darse cuenta de cuán grave puede ser. Por ejemplo, un gato que tiene dificultad para orinar y se obstruye, puede morir en 48 a 72 horas, por lo cual cualquier gato que muestre esa dificultad debe ser llevado de inmediato al veterinario.

¿Cómo califica la salud de gatos callejeros y los de casa o departamento?

La primera diferencia entre un gato de la calle y uno que vive en el interior de un departamento, es que el de la calle vive la mitad del tiempo que puede llegar a vivir el de adentro. En la calle los gatos están expuestos a muchas enfermedades transmisibles y a una gran cantidad de traumatismos por el hombre, perros, otros gatos. Además, la nutrición también es insuficiente, lo cual empeora todo cuadro de enfermedad. Los gatos que viven adentro, no tienen estos riesgos, solo empiezan a tener problemas de desgaste a partir de los 10 años de edad, cuando comienza su etapa geriátrica.

A resguardo de enfermedades y traumatismos entre cuatro paredes, pero no siempre a salvo de la humanización

El ser humano siempre trata de convertir a sus mascotas en pequeños humanos, eso tiene el riesgo de provocar alteraciones en su comportamiento, pero aunque muchos gatos se adaptan a cierto tipo de manejo, hay que considerar que los gatos son una especie bastante diferente al hombre. Por ejemplo, los gatos comen naturalmente 8 a 10 veces por día, si los humanos los hacen comer 2 o 3 veces diariamente están alterando su forma normal de comer y eso puede traer ansiedad y luego trastornos de salud.

¿Qué piensa de la sobrepoblación en las calles?

Pienso que no deberían existir gatos de la calle, pero es una problemática difícil. En estos casos es fundamental la educación de la gente y el accionar del Estado para controlar esas poblaciones.

ESPECIALISTA POR INSTINTO

Rubén decidió ser veterinario porque le fascinaba la vida animal, durante la carrera le interesaron todas las materias y especialidades que se dedicaban a la medicina (hay otras variantes durante la carrera), “luego vino la práctica profesional de pequeños animales: perros y gatos (muy pocos gatos en ese momento). Pero de a poco me fue gustando trabajar con gatos, digamos que seguí mis instintos y eso me llevó a lo que soy ahora”. El doctor Gatti viene por tercera vez en calidad profesional a nuestro país. “Es un gusto grande volver aquí y reencontrarme con muchos colegas amigos que fui haciendo”

Su apellido significa gatos en italiano, parece algo del destino. ¿Hay tradición de veterinarios en su familia?

Mi apellido fue un plus, ¿o fue mi Karma? (bromea). No, no hay otros médicos en mi familia.

¿Cómo percibe el nivel de conocimiento felino entre sus colegas?

La medicina felina es una especialidad nueva en la medicina veterinaria, normalmente no se dan muchos conocimientos en las universidades, por lo cual los colegas cuando se reciben tienen muy pocos conocimientos al respecto. Lo bueno es que hay muchos cursos, diplomados, especializaciones que están cubriendo el bache de las universidades. En Argentina, en el año 1998 un grupo de colegas fundamos la Asociación Argentina de Medicina Felina, creo que fue la primera asociación de este tipo en Hispanoamérica; juntos fuimos aumentando nuestra formación académica y logramos mantenerla a través del tiempo. Desde hace 8 años estamos impartiendo cursos de medicina felina Online, que es una variable muy interesante para que el alumno tome el curso desde su casa.

En otros países, latitudes los profesionales le han dedicado más interés al gato, ¿por qué?

Los gatos dieron un gran salto en cantidad al comenzar a vivir dentro de los departamentos, es un animal de compañía que se adaptó muy bien a esa situación, eso se produjo inicialmente en EE.UU., Canadá y Europa, entonces comenzaron a aparecer más en las veterinarias de esos países/lugares, y eso forzó la investigación de la medicina felina, luego esta modalidad se fue extendiendo en otras grandes ciudades del mundo, lo cual trajo como consecuencia también la investigación.

¿Cómo lleva la docencia?

La docencia siempre me gustó, fui docente mientras cursaba la carrera y hace 20 años me acerqué a la Facultad de Medicina de Buenos Aires para comenzar a formar una especialidad en felinos, pero mi currículum excedía el cargo docente que tenían, además era ad honorem. Así que no fui docente. Pero luego, con la revolución de internet comenzó la educación a distancia y el doctor Ernesto Hutter me pidió que me hiciera cargo de los cursos de posgrado de plataforma de veterinarios en web, y allí estoy como director y docente. Aparte doy permanentemente charlas en todos los países de Latinoamérica. Creo que mi misión ha sido esa, tratar de formar colegas en esta rama apasionante de la medicina felina, y es algo que hago con mucho gusto.

En casa de experto en felinos, ¿hay michis?

Tuvimos una gata siamesa, se llamaba MarikoSan, vivió 17 años y murió de una enfermedad renal crónica. Ahora tenemos a Lola, que está por cumplir 18 años, también tiene la enfermedad renal crónica, pero la vamos ayudando a vivir con la mejor calidad de vida.

ANTES DE TENER UN GATO

“Un gato es un ser vivo que va a estar totalmente bajo nuestra responsabilidad, tanto su alimentación como su atención de salud y de las necesidades de su especie. Todo eso requiere dos cosas importantes: 1) dedicarle tiempo (aunque requiere menos que un perro), y 2) dinero suficiente para el mantenimiento básico, así como para hacer frente a posibles problemas de salud. Los gatos no son aparatos eléctricos que se enchufan y desenchufan cuando uno quiere. Los gatos están siempre enchufados, es decir, requieren atención permanente” finaliza el doctor Gatti.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD