Cómo evitar los “ataques” al árbol de Navidad

La Navidad es la época del año en la que más nos entusiasmamos con los adornos brillantes que colocamos en casa como guirnaldas, globos y luces, además del principal protagonista de esta época, ¡el árbol de Navidad! una cuestión que crea una atmósfera acogedora en nuestra casa, pero... desata la curiosidad de nuestros gatos que no resisten el impulso de “atacarlo”.

Lo más normal que pueden hacer los gatos es querer trepar el árbol de Navidad y tomar los adornos como juguetes.
Lo más normal que pueden hacer los gatos es querer trepar el árbol de Navidad y tomar los adornos como juguetes.GENTILEZA

A nuestros amigos los felinos les encanta explorar y trepar por toda la casa, y el árbol de Navidad, con toda la excentricidad que suponen los adornos cargados de brillos y las luces parpadeantes, se convierte en todo un evento al que retar desde su visión gatuna, llegando a atacarlo al menor despiste.

Sin embargo, esta rivalidad árbol-gato no es solamente una cuestión de curiosidad, posee también un trasfondo instintivo según algunos veterinarios y expertos en la conducta de los gatos.

Según la doctora en Ciencias Veterinarias, Monserrat Viveros el ataque al árbol de Navidad no sólo perjudica los adornos de las fiestas, sino también pone en peligro a los felinos.

“Principalmente debemos conocer el motivo por el cual les parece tan divertido derribar o subirse al árbol de navidad de los gatos, esto no es más que un instinto animal, es un gato siendo gato” señaló la veterinaria.

Gatos curiosos

Lo más normal que pueden hacer los gatos es querer trepar el árbol de Navidad y tomar los adornos como juguetes a modo de travesura.

El otro motivo que impulsa a los gatos es la curiosidad, cada globo o adorno es algo nuevo para ellos, y sienten la necesidad de tomarlos porque para ellos cualquier elemento nuevo en la casa puede parecer un intruso, es algo nuevo que está en su territorio, eso despierta curiosidad y en parte miedo a los felinos.

En cuanto a las luces del árbol de navidad, mientas más llamativas sean más llamarían la atención de los gatos, un motivo más para que pongan todo de su parte en acercarse a ellos.

Atención con los adornos

Entendiendo que él comportamiento de los gatos es más que normal, no podemos ponernos en contra de su instinto ya que sería una batalla perdida.

Hay que tener mucho cuidado ya que nuestros felinos no solo juegan con los adornos, inclusive a veces ¡los comen!, esto es causal de perforaciones y molestias en el aparato digestivo, si esto llegara a suceder, hay que llevarlos de urgencia a la veterinaria.

Tips para evitar que los gatos coman la decoración navideña

1- Colocar el árbol adecuadamente, poniéndolo en una esquina con un peso a la base para evitar que caigan al piso y se vuelva más fácil atacar la decoración.

2- Hacer que se habitúe a su presencia: esto se logra de a poco, se puede incluir al gato al armar el árbol, dejarlos un tiempo sin terminar para que ellos se adapten a su presencia enseñando que no es nada más que temporal, no le robará territorio y tampoco se volverá una competencia para ellos.

3- Optar por adornos con poco movimiento así no llamará tanto la atención, también optar por materiales resistentes en caso de que caiga el árbol por la intromisión de los gatos.

4- Colocar los globos más grandes en la base de los árboles, así serán más difíciles de agarrar y perderán interés en estos, ya que es una dificultad para ellos por el tamaño.

5- Utilizar repelentes en la base, esto se hace a base de creolina diluida, despiden un olor repelente para ellos y evitan que se acerquen.

6- Esconder los cables de la iluminación: con esto evitamos que muerdan y puedan ingerir los cables o las luces más cercanas a ellos, las luces son un peligro para ellos porque tienen corriente eléctrica y es lo que más les llama la atención cuando están prendidas, aparte de que la curiosidad se apodera de ellos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.