Cómo detectar problemas dentales en los conejos

Cuando los conejos están enfermos, suelen sufrir en silencio durante mucho tiempo. Según la veterinaria Cecilia Siedl, entre los conejos salvajes, un animal débil representa un peligro para el todo el grupo, por lo cual los que están enfermos son excluidos.

También los conejos domésticos ocultan los síntomas de sus enfermedades, al igual que los salvajes. Foto: Markus Scholz/dpa
También los conejos domésticos ocultan los síntomas de sus enfermedades, al igual que los salvajes. Foto: Markus Scholz/dpaDPA

“Como animales de presa, son maestros en ocultar las enfermedades”, señala la especialista alemana. Además acota que los conejos domésticos se comportan de forma similar, es decir, ocultan los síntomas de la enfermedad lo mejor posible.

“Cuando los síntomas ya son evidentes, la enfermedad suele estar muy avanzada, por lo que hay que actuar rápidamente”, subraya la especialista alemana.

Muchas personas se sorprenden de que un problema dental pueda ser la causa por la que su conejo deja de comer o tenga un trastorno digestivo.

Hay señales que permiten detectar con mayor rapidez los problemas dentales. “Puede ser que el animal muestre un aumento de la salivación, de modo que el pelaje alrededor de la boca está pegado o incluso enmarañado”, explica Siedl.

La veterinaria resalta que en caso de un problema más grave, incluso todo el tórax del animal puede estar empapado de saliva.

El comportamiento alimentario también puede ser indicativo de un problema dental. Se nota, por ejemplo, si un animal prefiere comer lechuga de hoja blanda en lugar de heno rico en fibra, que tiene que masticar mucho.

“Algunos conejos se acercan rápidamente a la comida, pero cuando empiezan a comer mastican eternamente una hoja de lechuga o incluso se les vuelve a caer de la boca sin masticar”, comenta la veterinaria. Además, añade que la pérdida de peso también puede indicar problemas dentales.

Para prevenir los problemas dentales se debe prestar especial atención a una alimentación correcta. Los dientes de los conejos crecen durante toda su vida. Por eso es importante que se desgasten regularmente.

“La sustancia dental es muy dura y lo único que puede desgastar los dientes es el contacto entre ellos”, señala Siedl.

“Existe un mito persistente de que los dientes se desgastan con el pan duro o los palillos de pan. Pero eso no es cierto, más bien, tienen un efecto negativo sobre los dientes y la digestión”, comenta.

La veterinaria asegura que una dieta óptima consiste en la ingestión de alimentos verdes frescos y de diversidad de especies. Los conejos siempre deben tener heno a disposición. También son adecuadas las hierbas de los prados, como el diente de león, las siete venas, el trébol y la milenrama.

Los conejos también deben comer regularmente ramas frescas de árboles como sauces o árboles frutales. Incluso en invierno, los animales de exterior deben ser alimentados con comida fresca, como por ejemplo coles, lechugas amargas, hierbas, verduras y otras hortalizas de hoja como las espinacas.

Siedl también opina que la comida en gránulos es desfavorable en muchos aspectos. Los movimientos de la mandíbula al masticar gránulos son diferentes a los movimientos laterales cuando comen hierba, verduras de hoja verde u hortalizas. Por un lado, apenas desgastan los dientes y por otro, pueden ejercer presión sobre ellos y promover una inflamación.

Además, los pellets provocan que la digestión sea más lenta, que los gránulos se hinchen en el estómago y por lo tanto llenan más, lo que provoca que los conejos coman menos comida fresca.

Para la veterinaria Diana Ruf, en el transcurso de la vida de un conejo, la mayoría de los problemas dentales están relacionados con errores en su alimentación.

Además, hay razas que son más propensas a estos problemas. “Por ejemplo, los conejos con cabezas especialmente cortas o razas como los carneros, que suelen tener infecciones de oído, también tienen con más frecuencia problemas dentales”, agrega.

El motivo, según Ruf, es que debido al dolor de oídos muchos animales mastican de forma diferente y esto puede afectar su dentadura.

Es importante acudir a un veterinario que conozca bien a estos roedores, para poder diagnosticar lo más rápido posible un problema dental.

Al mirar los incisivos de frente y de costado como así también los molares de atrás en la boca, el veterinario puede obtener una primera impresión de la salud bucal del conejo.

“Sin embargo, a menudo suelen ser problemas en las raíces de los dientes, por lo que no es posible hacer un diagnóstico preciso a simple vista”, dice Ruf.

La mayor parte del diente, y especialmente la raíz, están ocultas en la mandíbula. “Por eso se necesitan radiografías especiales o tomografías computadas de alta resolución para diagnosticar los dientes en los conejos”, apunta.

Como en general los problemas dentales se detectan demasiado tarde, el tratamiento suele ser complejo.

“Si hay varias raíces dentales afectadas y el hueso de la mandíbula presenta algún cambio, ya no es posible curar a estos animales. No obstante, se puede manejar la situación durante varios años con un tratamiento específico”, precisa la especialista.

Ruf explica que en esos casos, a veces se extraen los dientes, otras se rectifica la dentición y ese proceso se puede repetir varias veces. Al igual que las radiografías, estos tratamientos solo pueden realizarse bajo anestesia.

Lo ideal es que los dueños revisen los incisivos de sus mascotas una vez a la semana. Los dientes deben ser lisos y brillantes y no tener surcos transversales. En cambio son normales los surcos longitudinales. “El incisivo inferior debe estar detrás del incisivo superior”, detalla Ruf.

Detrás de los incisivos superiores, los conejos tienen una segunda fila de dientes con dos dientes en forma de clavija. Estos deben ser rectos.

Ruf además sugiere que para detectar precozmente las enfermedades dentales, es recomendable pesar al conejo semanalmente, como así también palpar su mandíbula.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.