Mascotas: beber agua estancada puede causar problemas de salud

Nuestras mascotas deben hidratarse, el agua debe estar limpia y fresca, debe ser cambiada por lo menos dos veces al día y con más razón en días calurosos. Hay que prestar especial atención en el agua que queda estancada luego de las lluvias o el agua servida, estas pueden causar problemas de salud a nuestras mascotas. Acá te contamos.

Los charcos de agua pueden ser traicioneros para los perros. Pueden estar llenos de patógenos de la orina de roedores.
En caso de que el animal beba agua estancada, estará expuesto a muchos microorganismos como la bacteria E. coli y a parásitos como giardia y coccidios, todos estos pueden producir síntomas digestivos como dolor abdominal, vómitos y diarrea.DPA

El agua es la fuente principal de hidratación, es fundamental asegurar que la calidad del agua sea la más óptima para la salud de nuestra mascota.

El cuerpo está compuesto en gran porcentaje de agua y tiene diferentes funciones importantes para el organismo.

Si hace mucho calor, además, podemos agregarles un par de cubitos de hielo para proporcionarles agua fresca.

El médico veterinario Diego Dacak nos habla más al respecto.

Atención con el agua que consumen

Hay que tener en cuenta si el agua viene del grifo suele tener mucho cloro, entonces debemos reposarla unos minutos en el bebedero ya que si beben al instante puede producirles problemas intestinales.

En el caso de los gatos que son más exigentes, el agua debe ser renovada varias veces al día y existen bebederos como fuentes en movimiento que estimulan a la ingesta de la misma ya que esta especie bebe poca agua.

Lo ideal es que consuman la misma agua que sus dueños, ya sea embotellada o filtrada. El agua del grifo o canilla además de cloro lleva otros aditivos que a la larga pueden afectar a los riñones de nuestras mascotas.

¿Qué sucede cuando beben agua estancada?

Según manifiesta Dack, en caso de que el animal beba agua estancada, estará expuesto a muchos microorganismos como la bacteria E. coli y a parásitos como giardia y coccidios, todos estos pueden producir síntomas digestivos como dolor abdominal, vómitos y diarrea.

Tampoco es bueno que beban agua de lluvia estancada porque esta arrastra patógenos que pueden infectar al perro con la leptospira, se trata de una enfermedad infecciosa causada por bacterias que pueden producir infecciones potencialmente mortales de los riñones, el hígado, el cerebro, los pulmones o el corazón.

El agua estancada de las calles puede estar contaminada con productos de limpieza como detergentes, lavandina o amoniaco que también afectaría a la salud de nuestra mascota. Lo importante es priorizar siempre el bienestar de nuestros peludos.

El agua de lluvia bien almacenada puede ser ingerida.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.