La edad del abandono

Llegar a la tercera edad para muchos paraguayos es sinónimo de abandono e ingratitud. Esta realidad se percibe principalmente en los hogares de ancianos, donde las visitas son esporádicas y las carencias de afecto y medicinas son una constante.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/E2E5HBWG6JABRPSG23H4IYJQJY.jpg

En Paraguay, unos 488.672 personas tienen 60 años de edad o más, de acuerdo a los registros correspondientes al 2010 de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos.

La cifra representa el 7% de la población total y se tiene previsto que este sector se extienda aún más en los próximos años.

Muchas ancianos en el país se enfrentan ante un panorama incierto, ante la falta de seguro social y apoyo por parte de sus propios hijos.

PUBLICIDAD

Esta realidad se percibe de inmediato al ingresar al Hogar de Ancianos “Santo Domingo”, ubicado sobre Sacramento casi Lombardo, frente al Hospital Central del IPS.

Se trata de personas que no encontraron un espacio en el seno familiar, por lo que debieron ser rescatadas por el Estado.

Varios de los residentes poseen familiares, que a veces no solo los consideran un estorbo, sino que ni siquiera se dignan en visitarlos periódicamente.

En el lugar, los abuelos que pueden intentan disipar la soledad entre rondas de tereré, músicas y conversaciones.

Muchos sin embargo deben resignarse a permanecer en cama, debido a afecciones propias de la edad, como secuelas de accidentes cerebrovasculares, diabetes y reumatismos.

Aunque la alimentación está cubierta, los ancianos sufren necesidades de medicamentos, entretenimiento y afecto.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD