Golpe al comercio: Brasil elimina impuestos a electrónica e informática

PEDRO JUAN CABALLERO. El Ministerio de Economía del Brasil anunció en su página oficial que se redujo a cero el porcentaje de impuesto a la importación de electrónica e informática, dando así un duro golpe a los comerciantes de ciudades fronterizas.

La crisis comercial es la más larga de la historia en las ciudades de frontera.
La crisis comercial es la más larga de la historia en las ciudades de frontera. Cándido Figueredo Ruiz, corresponsal

Según la medida impuesta por los brasileños y publicada el pasado 2 de agosto en el diario oficial del gobierno brasileño (DOU), se redujo a cero la importación de más de 1.189 productos, entre ellos electrónica y equipos informáticos que no son producidos en territorio brasileño.

El licenciado Tomás Medina, de la Cámara de Comercio, señaló que la crisis comercial “es la más larga y grave en la historia del comercio fronterizo”. Varios empresarios del comercio de esta frontera, que poseen grandes inversiones en la zona, señalaron que la situación actual es preocupante y generará despidos de miles de funcionarios en los comercios que se dedican al rubro de electrónica e informática.

El Gobierno solo da promesas

Miembros de la Cámara de Comercio de esta ciudad indicaron que hasta el momento el Gobierno no ha dado claras y efectivas respuestas a esta crisis. “Tuvimos varias reuniones con representantes del Gobierno, incluidos dos encuentros con el propio presidente de la República; sin embargo, hasta ahora no se dieron respuestas prácticas”.

Felipe Cogorno, uno de los directivos de empresas que dan fuente de trabajo a más de cinco mil funcionarios, señaló que “existe actualmente una necesidad enorme de un reajuste en el tema de los impuestos, a fin de que los comercios de frontera puedan seguir siendo competitivos y puedan seguir dando fuentes de trabajo para miles de compatriotas”.

Además de la medida de liberar los impuestos a la electrónica e informática, la implementación de los Free Shops sería, según los empresarios, el mazazo final al comercio fronterizo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD