Ferreira reta a Velázquez a someterse al detector de mentiras

Tras 6 horas y media de comparecencia ante la Comisión Bicameral que investiga la firma del acta entreguista, el expresidente de la ANDE Pedro Ferreira retó al vicepresidente Hugo Velázquez y a su “secretario” a que se sometan al detector de mentiras, para ver quién miente.

Pedro Ferreira, extitular de la ANDE.
Pedro Ferreira, extitular de la ANDE.Roberto Zarza, ABC Color

Ferreira lazó el reto frente a los legisladores que componen la Comisión Bicameral de Investigación y Seguimiento de temas relacionados al Acta Bilateral de Itaipú, cuyas preguntas respondió desde las 15:30 de esta tarde y se ratificó ante los medios de prensa que le consultaron si estaba dispuesto a someterse al detector de mentiras.

“A mí me encantaría (que se usara el detector de mentiras), porque realmente, a la larga, los tres vamos a acarrear el resto de nuestras vidas que uno dijo algo, el otro tal cosa, y tal cosas, y ahí se hace un debate de esto, pero inconducente, y lo que tenemos que hacer es esclarecer el hecho”, indicó Ferreira tras su exposición ante los legisladores.

Lea más: Se posterga declaración de exembajador Saguier y de Giménez ante comisión

PUBLICIDAD

Asimismo, apuntó su reto al vicepresidente Hugo Velázquez y a José Rodriguez González, presunto representante del anterior en las negociaciones vinculadas al controversial acta. Se ratificó en desmentir la versión que intentan instalar de que él conocía a “Joselo", y por ello es que le escribía para saber del acuerdo y buscar favorecer a una empresa brasileña.

“No le conocía a este señor (Rodríguez); mis hijos sí, pero como ninguno vive conmigo hace 11 años, entonces nunca he pasado con sus amigos. Yo salgo con ellos (mis hijos)”, afirmó. También consideró importante como ciudadano someterse a responder a las preguntas de la Comisión Bicameral a fin de poner luz al asunto.

Lamentó que muchos de las intervenciones de los legisladores eran más bien discursos antes que preguntas, y consideró que muchas de estas buscaban más bien ratificar afirmaciones de los parlamentarios antes que conocer los detalles del caso.

“Las personas no preguntan; lo que hacen es una larga exposición y luego parece que quieren que uno le diga si todo lo que dijo es cierto o falso, y eso no se puede. Hubo un caso de una pregunta que duró 20 minutos, y probablemente la mitad de lo que dijo era cierto y la otra mitad falso, y después me pregunta si está bien así. Era imposible”, comentó.

“Yo no soy ya funcionario de la ANDE, pero venimos y mostramos aquí todo lo que hicimos, para rendir cuentas a la ciudadanía de su obrar como funcionarios público, y es una práctica que tenemos que hacer siempre”, consideró tras su prolongada exposición, la segunda en el Congreso, ya que ya compareció a una citación del Senado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD