Anciano acampa frente al Ministerio de Hacienda en reclamo de una pensión

Un hombre de 95 años de edad se encuentra acampando frente a la Dirección de Jubilaciones y Pensiones del Ministerio de Hacienda -sobre la calle Humaitá- en Asunción, en reclamo de una pensión alimentaria. Vecinos de la zona se acercaron hasta el lugar para llevarle comida y abrigos ante la falta de presencia de las autoridades.

Inocencio Cabrera (95) acampa frente a la Dirección de Jubilaciones y Pensiones del Ministerio de Hacienda en reclamo de pensión alimentaria.
Inocencio Cabrera (95) acampa frente a la Dirección de Jubilaciones y Pensiones del Ministerio de Hacienda en reclamo de pensión alimentaria.

Inocencio Cabrera (95) llegó a Asunción desde Campo 9 para reclamar a la cartera fiscal la pensión alimentaria que el Estado otorga a los adultos mayores en situación de pobreza. Se encuentra desde el lunes frente a la dependencia estatal, a la intemperie, sin disponer de ropas, comida o cobijo alguno.

Un vecino de la comunidad donde reside lo trajo hasta Asunción, puesto que las autoridades del ministerio no tomaron en cuenta los reclamos hechos por las personas que se acercaron a tramitar la pensión, alegando que las debe realizar el interesado personalmente.

A la manifestación de don Cabrera se sumaron otros ancianos con el mismo reclamo.
PUBLICIDAD

Eleno Navarro, quien acompañó a Cabrera hasta la Capital, manifestó que luego de varios intentos infructuosos de gestionar la pensión juntaron dinero con los vecinos para traer al afectado para hacer los trámites, pero no recibió respuesta alguna ni de Hacienda sobre la pensión ni de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para recibir albergue. Desde esta cartera de Estado habían afirmado que solo habilitan el albergue para personas en situación de calle en momentos de intenso frío.

Don Cabrera vivía en Campo 9 con su hermana, quien meses atrás falleció. La propiedad en que residían se encuentra actualmente en sucesión y lo recibido tras la venta será utilizado para cancelar deudas. Además, los sobrinos del anciano manifestaron que no podrán hacerse cargo de él porque tampoco cuentan con los recursos para hacerlo.

Anoche, una familia de buena voluntad permitió que don Cabrera pase la noche en su casa, puesto que se anunciaba el descenso de la temperatura, además de lluvias.

Por otra parte, ancianos de otras localidades se sumaron a la protesta de don Cabrera.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD