Para su abogado, “no amerita” prisión de director de Emboscada

El abogado Hugo López, defensor del director de la Penitenciaría, Juan Carlos Irala, sostuvo que no amerita la prisión preventiva de su cliente porque en realidad “no hay mucho que reprocharle”. Aseguró que su defendido sí comunicó a la comisaría que se trasladaba a un reo peligroso.

Juan Carlos Irala (derecha) en el día que asumió como director de la Penitenciaría de Emboscada.
Juan Carlos Irala (d), el día que asumió como director de la Penitenciaría de Emboscada.Imagen de archivo, ABC Color.

Según puntualizó el abogado Hugo López, representante legal del director de Emboscada, Juan Carlos Irala, a su cliente en realidad “no hay mucho que reprocharle”. El defensor asegura que Irala no debería estar preso, pues cumplió con el protocolo de avisar a la comisaría de que un reo peligroso iba a ser trasladado al Palacio de Justicia.

Lea más: Disponen aprehensión del director del penal de Emboscada

Recordó además que no es la primera vez que se realiza un traslado de presos ni tampoco la primera vez que Jorge Samudio, alias Samura, iba a los tribunales para declarar. El jurista se preguntó porqué Samura, “ya no se escapó las veces anteriores entonces”, tratando de justificar el accionar de su defendido.

PUBLICIDAD

Además, enfatizó López, no solo Samura era un reo de alta peligrosidad dentro de Emboscada. “Hay otros que también están en el penal y siempre se les aplicó el mismo protocolo”, argumentó.

Lea también: Desde extitular de Emboscada hasta apoyos “logísticos”: Los 11 detenidos del caso Samura

Por otro lado, reconoció que le hablaron de la existencia de un protocolo por el cual el director del penal tiene la obligación de comunicar al comandante de la Policía las veces que este tipo de presos debe trasladarse. Dijo que no está seguro de que exista tal reglamento, pero que, de ser así, consideró que “ese protocolo no se socializó debidamente porque el director del penal no está solo, tiene una infraestructura, una asesoría jurídica, un dactilógrafo que le prepara las notas que firma. Si siempre se manejó así y se le dio cobertura de seguridad a los traslados, ¿por qué esta vuelta él tiene que tener la culpa de lo que haya ocurrido?”.

PUBLICIDAD

Vínculo con la familia D’Ecclesiis

López respondió también a la consulta sobre su trabajo con la familia D’Ecclesiis, y qué vínculos tendría con eventuales negociaciones que puedan darse en la defensa del director del penal.

El jurista reconoció que es abogado del diputado Freddy D’Ecclesiis y de toda la familia, incluyendo a la cuñada del parlamentario, Carolina Vera, imputada por tráfico de sustancias prohibidas y facilitación de medios para el tráfico, pero explicó que él es abogado de muchas personas, pues lleva 35 años en la profesión, y que un caso “no tiene absolutamente nada que ver con el otro”.

“Este señor (el director del penal de Emboscada) me llamó a través de una comadre mía para que lo atienda. No están conectadas las cosas pero para nada. Soy abogado de Freddy D’Ecclesiis, no lo niego, y de la familia, pero no tiene nada que ver con este pobre señor”, argumentó el abogado.

Negó que haya estado tramitando la libertad de Carolina Vera y que esté a punto de tomarse una decisión sobre si ella queda detenida o es liberada. Dijo que esto no es posible porque ese expediente ahora mismo está con un inconveniente. “No se puede tramitar ningún pedido de mi cliente, si yo tuviera un pedido. Mi cliente está con una medida cautelar de prisión preventiva, esta es una medida especial, extraordinaria, por la cual el Código Procesal obliga a los jueces a revisar cada tres meses de oficio el caso, o todas las veces que los defensores lo pidamos. El expediente actualmente no se encuentra en el Juzgado de origen, porque la jueza fue recusada por uno de los abogados de los muchos procesados que están en esta causa y está en otro juzgado”, explicó el abogado.

Añadió que le hubiera gustado hacer una revisión del caso, pero no con un juez interino. “Hacer un trámite así con un juez que está de paso es peligroso, porque no conoce la causa y lo más probable es que la haga fácil y la rechace”, indicó.

Admitió que está esperando que vuelva el expediente al juzgado de origen para solicitar la revisión, porque considera que pasaron cinco meses desde la última y hubo trámites nuevos que modifican la situación procesal de su cliente.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD