En representación de Villamayor, pidieron US$ 2 millones de coima a Darío Messer

La abogada de Darío Messer, María Leticia Bóbeda, confirmó que una mujer solicitó US$ 2 millones de coima en representación de Juan Ernesto Villamayor, pero afirmó que el pago nunca se concretó porque no querían ceder al “chantaje”. Para “escuchar la propuesta” se reunió con el secretario del exministro del Interior, José Bogado, además de una mujer que se presentó como amiga de Villamayor, Lorena de Barros Barreto, y el Crio. Ppal. Nimio Cardozo, exjefe de Inteligencia; sin embargo, aclaró que en ese encuentro no se habló del dinero sino de una salida procesal al caso.

Captura de pantalla de Leticia Bóbeda con Lorena de Barros Barreto.
Capturas de pantalla de conversaciones de Leticia Bóbeda con Lorena de Barros Barreto en las cuales concretaban reuniones para negociar.ABC Color

La abogada de Darío Messer, María Leticia Bóbeda, confirmó que hubo el pedido de coima pero aseguró que nunca se realizó el pago. Con mensajes de WhatsApp en mano mostró que una mujer, que “se presentó diciéndome que era amiga de Juan Ernesto Villamayor y de Darío Messer”, le pidió una reunión de carácter urgente.

“Ella nos manifestó en varias oportunidades que vino de España, que había que solucionar este problema para Darío Messer y que él se tenía que entregar (…) Nosotros queríamos que se brinden sus garantías procesales e integridad física (de Messer)”, añadió la abogada.

Quedaron en reunirse el 29 de abril y, según el chat presentado hoy en ABC TV, Lorena le pidió a la abogada que prepare un memo con un “petitorio sobre la mejor opción” para Messer. “Necesito la mejor opción, jurídicamente, para ustedes, sabiendo que hay una radicación y evitar la expulsión (sic)”, mencionó en un audio de Whatsapp.

PUBLICIDAD

De acuerdo a los mensajes, Messer le ordenó a su abogada que converse con “la Condenssa”, haciendo referencia a De Barros, y bromeó con que tendrá que pagarle honorarios extra para soportar a la mujer. Una hora después, el doleiro pidió que se lo llame cuando ella se vaya.

Captura de pantalla del diálogo entre Leticia Bóbeda y Darío Messer.

En ese encuentro no se habló de dinero, pero quedaron en volver a reunirse el viernes para que Lorena converse con Messer por teléfono, lo cual se concretó en la oficina de la abogada del “hermano del alma” de Cartes.

PUBLICIDAD

Al cortar la llamada, dijo la abogada Bóbeda, ella y un hombre de cabello blanco cuyo nombre desconoce le realizaron el pedido de US$ 2 millones para “solucionar” el caso en supuesto nombre de Villamayor. “Le preguntamos qué implica eso, porque nosotros somos abogados penalistas y sabemos perfectamente que el Ministerio del Interior no te va a solucionar ni un solo tema jurídico”, añadió el abogado Rodrigo Galeano, quien acompañó a Leticia en ese encuentro.

Ante esa consulta, dice el abogado, el hombre respondió que US$ 1 millón iba a ser para el Ministerio del Interior y la otra parte para la Corte Suprema de Justicia. “Es ridículo, es absurdo”, manifestó Bóbeda, para luego señalar que es muy poco dinero para una estructura tan grande, lo cual les hizo desconfiar sobre la veracidad de que ambos estaban ahí en representación de Villamayor.

Sobre el punto, Galeano añadió que “le llamó la atención” la suma de dinero y “se notaba que era mentira”. Además, contó que, cuando le consultó sobre cómo iban a ayudarlos, le dijeron que lo que sea que se presente en la Corte “iba a ganar”.

En las conversaciones de WhatsApp que mantuvo con Messer ese día, Bóbeda mostró que le contó lo sucedido a su cliente. “Atendé lo que me dijo: que el ministro quiere hablar contigo directo y ella y nosotros presentes (…) Y pidió 2 millones de dólares”. Ante eso, el entonces prófugo de la Justicia respondió: “Yo solo voy a pensar en hacer algo en Paraguay cuando y si consigo derribar la prisión preventiva que tengo en Brasil. ¿Ella vino solo para decir que el ministro quiere hablar o habló de algo más?”.

Luego, la abogada introdujo una nueva arista y le contó que un “emisario de Sergio Godoy” se presentó para saber qué le querían decir, pues el parlamentario no quería reunirse personalmente para que no le perjudiquen por tráfico de influencias. La única respuesta de Messer fue: “Ok. Dejá como está”.

Captura de pantalla del diálogo entre Leticia Bóbeda y Darío Messer.

Un nuevo encuentro y nuevos participantes

El sábado 3 de mayo, la supuesta amiga de Villamayor citó a la abogada de Messer en un hotel de Asunción para seguir conversando y que Messer se contacte con Villamayor. Al llegar al hotel, la abogada se encontró no solo con Lorena de Barros, sino también con el secretario privado de Villamayor, José Bogado, e incluso el entonces director de Inteligencia, Crio. Ppal. Nimio Cardozo.

En los mensajes se hace constar la presencia de Bogado y Leticia le dice a Messer que él “tiene miedo de que vos le grabes la conversación y le publiquemos”, a lo que él responde: “Entonces verificá lo que él te propone y después avisame”.

Al respecto, la abogada de Messer aseguró que todo eso querían saber con la intención de, en un futuro, presentar algún tipo de demanda. En el mismo chat, Bóbeda agregó: “Esta gente delira, porque es un problema para el Gobierno el caso. Messer se tiene que entregar y encima pagar 2 millones de dólares. Se fumaron algo estos. Y yo le dije: ‘y cómo garantizan todo y él va a hablar con tu cliente (sic)’”.

Asimismo, le contó que cuestionó a los presentes en la reunión porque la intención era justamente hablar con Villamayor, pero ahí se hicieron supuestamente los desentendidos por miedo a que se les grabe.

Captura de pantalla del diálogo entre Leticia Bóbeda y Darío Messer.

Solo buscaban “que Messer se entregue”

Para dar su versión, el propio José Bogado se puso en contacto con ABC Cardinal. Confirmó que participó de la reunión en el hotel y, notablemente nervioso y titubeando, dijo: “Estuve en carácter de José Bogado; en ningún momento estuve en carácter de... de José Bogado”.

Luego, aseguró que en esa ocasión acudieron al hotel con el único objetivo de conseguir que Messer se entregue y no se habló de “ningún céntimo”. Aseguró que, curiosamente, su propio jefe Villamayor no tuvo conocimiento previo a la reunión.

Aseguró que él y el comisario solo fueron “buscando la veracidad de las cosas” para luego pasar un informe, pero al final solo le “comentó” del encuentro a Villamayor. “De los detalles ya no hablamos porque me dijo que todo era una fantasía y que no se iba a entregar y que dejemos nomás las cosas como están”, manifestó.

La abogada también afirmó que Bogado no estaba presente cuando se habló del pedido de coima y, además, recalcó que nunca conversaron con Villamayor, por lo cual no pueden asegurar que la solicitud del dinero haya partido del exministro del Interior.

“Desconfían” de la Justicia brasileña

Finalmente, Bóbeda expresó sus dudas sobre la veracidad de la acusación emitida por el juez Marcelo Bretas, de la Séptima Corte Federal de Río de Janeiro, quien emitió orden de captura para ella y otros siete paraguayos por presuntamente haber colaborado con Darío Messer durante su fuga.

“Truncaron, cercenaron, manipularon los mensajes. Si tienen todo tan concreto y sólido, ¿qué necesidad había de manipular mis mensajes para adecuar a la situación?”, cuestionó. En ese sentido, afirmó que sus mensajes fueron descontextualizados para comprobar que hubo colaboración del Estado con Darío Messer.

Tanto Bóbeda como su socio Galeano aseguraron en los estudios de ABC Cardinal esta mañana que “nunca hubo intenciones de coimear ni se planteó a Messer que pague”. También negaron que se haya aceptado ese trato y se pusieron a disposición de la Justicia para comprobar su inocencia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD