Una muestra de amor verdadero: una pareja cumplió 73 años de casados

CAAGUAZÚ. Un matrimonio compuesto por Delfio Villalba (92) y su esposa, Ana Colmán (87), siguen demostrándose amor tras cumplir el miércoles 73 años de casados. La pareja tiene 15 hijos, 54 nietos, 68 bisnieto y cinco tataranietos.

Serenata por parte de hijos y nietos a Delfio Villalba y Ana Colmán.
Serenata por parte de hijos y nietos a Delfio Villalba y Ana Colmán.Víctor Daniel Barrera, ABC Color

La historia de amor se inició en el año 1946 en el distrito de Fulgencio Yegros, departamento de Caazapá, donde vivía Delfio Villalba, que en ese tiempo, con tan solo 20 años de edad, miraba desde lejos a Ana Colmán, que en aquel entonces solo tenía 15 años y vivía en la casa de su abuela, ubicada en las inmediaciones de la casa de Delfio.

Villaba asegura que en los primeros días le costó coincidir con Ana, y que continuamente realizaba pasadas por la casa para intentar verla y poder conversar con ella. Con el transcurrir de los días, las miradas entre ambos ya iban siendo más intensas, hasta que un día se animó y llegó para entablar conversación. Siguió relatando que rápidamente hubo química entre ellos y que la relación no tardó en llegar. Villalba asegura que con el pasar de los años el amor va creciendo y que cada día está más enamorado de su esposa.

La señora Ana Colmán dijo que en la primera vez que se vieron se dio el amor a primera vista, y que con el transcurrir del tiempo el sentimiento fue creciendo. Relató que en ese tiempo era muy difícil para las parejas encontrarse, porque existía una exigencia de los padres muy diferente a la de la actualidad. Indicó que el amor perduró gracias a la comprensión y apoyo mutuo que hubo en todos estos años, y que cada día es una lucha conjunta. Relató que si alguien de los dos tiene un mal día, el otro se encarga de paliar el hueco para seguir superando los pesares de la vida.

Por su parte, la hija mayor del matrimonio, Nimia Francisca Villalba Colmán (70), dijo que toda su vida vio a sus padres como un ejemplo de superación y que nunca presenció diferencias entre ellos. Relató que gracias al cariño de papá y mamá, todos hoy en día son profesionales en diferentes rubros y siguen a cabalidad los pasos de sus padres. Señaló que este año ella cumplió 50 de casada y pretende continuar los valores que sus padres le inculcaron.

El matrimonio y los hijos viven actualmente en colonia Montanaro del distrito de Caaguazú, y pese a la avanzada edad, siguen gozando de buena salud. Los familiares le realizaron una serenata y brindis para celebrar la gran muestra de amor del matrimonio.