Municipalidad interviene la Parada de Taxi 41, pero no verifica denuncias

Ante el despido de los taxistas que denunciaron un millonario negociado en la Parada 41, la Municipalidad de Asunción llevó a cabo una intervención esta mañana. Sin embargo, solo verificó la habilitación de los autos, pues “escapa” de la función de la Comuna verificar el trabajo entre el permisionario y los choferes, alegó el director de Tránsito, Luis María Pereira.

Parada 41, ubicada sobre la Avda. San Martín.
La Parada 41 está ubicada sobre la Avda. San Martín.Gustavo Machado ABC COLOR

Esta mañana se anunció la intervención llevada a cabo por la Dirección de Tránsito y la Policía Municipal de Tránsito de la Comuna asuncena, tras la denuncia realizada por taxistas despedidos de la Parada 41. Sobre los resultados, Luis María Pereira señaló que verificaron la habilitación de los 14 rodados que estaban en el sitio, y que solo uno no contaba con sus documentos en regla. Esa fue la única verificación que hicieron en la intervención.

Lea más: Echaron a taxistas que denunciaron “mafia” de paradas

Consultado por radio ABC Cardinal 730AM sobre la denuncia realizada por los choferes afectados, alegó que el control de la relación laboral que tienen los conductores con los propietarios “escapa de la función de la Municipalidad de Asunción”. Los conductores despedidos de la Parada 41ª afirman que casi G. 800 millones ingresa “en negro” cada año.

Agregó, sin embargo, que la prensa dio a conocer “un montón de cosas” sobre el negociado en los taxis, y eso generó una “preocupación” entre las autoridades municipales. Añadió que por ello consideran que se deben modificar las ordenanzas para clarificar algunos puntos relacionados a la venta de paradas y el pago de un canon que actualmente es exonerado.

PUBLICIDAD

Lea también: Los taxistas denuncian extorsión y mafia en el manejo de la parada 41

En concepto de alquiler, en la Parada 41 se cobran G. 1 millón semanales, y al año entran alrededor de G. 768 millones, por los 16 choferes. Ni un solo guaraní va a la Comuna, y en la mayoría de los casos tampoco llega al fisco, porque no hay facturas ni recibos; todo es “en negro”. La ordenanza 26/92 prohíbe rotundamente el alquiler o venta de paradas, pero todos los conductores de esa parada alquilan el espacio a los permisionarios.

Juan Chamorro, uno de los afectados, ayer reclamó que no le dejen trabajar por haber denunciado la corrupción del alquileres de paradas que se llevan a cabo en perjuicio de la Municipalidad de Asunción. "Más de G. 500 millones anuales en perjuicio que no rinden ellos; ellos ganan todito en negro, y nosotros que somos conductores, esclavos, trabajamos 24 horas, sin ningún seguro, sin ningún beneficio. Exigimos el mínimo beneficio social, y te bloquean o te echan”, denunció.

PUBLICIDAD

Nota relacionada: Hace 4 meses concejales no trabajan en ordenanza para regular a los taxis

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD