Crimen en Isla Pucú: apuntan a confirmar caso de “viuda negra”

El brutal crimen de un pintor en Isla Pucú, que inicialmente se catalogó como asalto con resultado fatal, ahora adquiere el cariz totalmente distinto. Tras la detención de la entonces pareja del fallecido y de otro hombre con el que la misma mantenía aparentemente una relación, el caso apunta a un crimen por encargo presuntamente planeado por la mujer.

Los tres protagonistas del crímen. Patrona   Franco, Lino Ayala y Ever Domínguez.
Los tres protagonistas del crímen: Patrona Franco, Lino Ayala y Ever Domínguez.ABC COLOR

Hoy se concretó la detención Petrona Franco Acosta (58), pareja entonces de la víctima fatal, Lino Gilberto Ayala Saldívar (58) y de Ever Ricardo Dominguez Lesme (36), con quien la mujer también mantenía aparentemente una relación paralela, y con ellos se cerraría el círculo para dilucidar el motivo real del brutal asesinato que conmovió Isla Pucú.

Lea más: Asesinan a puñaladas a un pintor de obras en Isla Pucú

La mujer inicialmente había indicado como coartada que junto con Ayala Saldivar habían retornado el domingo de madrugada -pleno día de la festividad de la Vírgen de Caacupé- de una jineteada y se dispusieron a dormir en la vivienda que compartían en barrio Centro de la ciudad de Isla Pucú.

Según su relato, en medio de la madrugada, cuando justo ella ingresó al baño, escuchó la voz de un intruso que irrumpió en la vivienda al grito de “asalto”. Ella logró huir corriendo de la vivienda, pero al retornar encontró a Lino ya tendido en un charco de sangre.

Esta versión perdió rápidamente fuerza, puesto que Lino Gilberto fue asesinado de unas 57 puñaladas, las cuales eran evidentemente innecesarias si el motivo era el robo y denotaban un trasfondo pasional del atacante. A esto hay que sumarle, que el supuesto intruso no se llevó unos US$ 100 dólares y G. 36.000 que el fallecido tenía en el bolsillo.

Las sospechas desde ese momento ya recaían sobre la supuesta sobreviviente, Petrona Franco Acosta y un cómplice, Ever Ricardo Dominguez Lesme, con el que posteriormente dieron en su vivienda en San Lorenzo.

No fue difícil evidenciar la relación entre ellos, puesto que momento antes y después del crimen mantuvieron conversaciones vía telefónica, aparentemente para coordinar el asesinato y luego para evaluar los siguientes pasos de cara a una relación, ya sin Lino Ayala de por medio.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.