Es “categórico” que hubo complicidad en fuga de miembros del PCC, afirma ministra

Es “categórico” que hubo hechos de corrupción que permitieron la fuga de los 91 presos del penal de Pedro Juan Caballero, sostuvo la ministra de Justicia, Cecilia Pérez. Adelantó que los responsables de la penitenciaría ya fueron destituidos y que su cargo está a disposición de lo que ordene el Presidente de la República.

Celda desde donde se fugaron los presos del PCC.
Celda desde donde se fugaron los presos del PCC.ABC COLOR

La ministra cuestionó que nadie haya visto u oído todo el trabajo de construcción del túnel que permitió este domingo la fuga de 91 presos del grupo criminal Primer Comando da Capital (PCC) de la Penitenciaría de Pedro Juan Caballero. Sobre el hallazgo de unas 200 bolsas con arena en una de las celdas, aseveró que es imposible que hayan pasado desapercibidas.

“Es categórico que hubo corrupción. Nosotros hicimos una denuncia pública de que se ofrecía 80.000 dólares (para permitir la fuga). Sabemos ahora que este dinero tuvo que haber circulado. Ustedes pueden ver que hay celdas llenas de bolsas de arena”, subrayó Cecilia Pérez, en conversación con radio ABC Cardinal 730AM.

Además resaltó que el túnel estaba en la planta baja del paballón destinado al PCC, pero incluso los de la planta alta se fugaron. Para ello tuvieron que tener todas las celdas abiertas, precisó.

Anunció que el director de la penitenciaría, Christian González, el jefe de seguridad y los jefes de guardia, ya fueron destituidos. Asimismo fue destituido el director general de Establecimientos Penitenciarios Víctor Servián, dijo la ministra durante una conferencia de prensa.

Acotó que también ella puso su cargo a disposición del presidente Mario Abdo Benítez, que no le mencionó hasta el momento que debía renunciar. “Voy a afrontar esto”, puntualizó.

Pérez añadió además que tendrán en horas más las imágenes de circuito cerrado para saber cómo se dio la fuga.

La ministra lamentó el nivel de corrupción tan alto que está instalado en el sistema penitenciario, y para lo cual requieren de más presupuesto para combatir, dijo. “Pedro Juan es una cárcel muy particular donde cuesta trabajar por la permeabilidad de la corrupción. A nosotros nos cuesta hasta en lo personal, pero no nos tiene que amilanar”, concluyó.