“Lastimosamente tendremos PCC para rato en nuestro país”

Juan Martens Molas, doctor en Criminología, hizo un recuento de los orígenes del Primer Comando da Capital (PCC) y los motivos de su consolidación en Brasil y Paraguay. Subrayó que actualmente, es una compleja hermandad dedicada al crimen con trayectoria y estrategias de inteligencia.

Un  pelotón de antidisturbios de la Policía aparece formado en la entrada principal de la penitenciaría regional de Pedro Juan Caballero, escenario del escape masivo del PCC.
Fachada del penal de Pedro Juan Caballero.Archivo, ABC Color

Martens, en comunicación con ABC Cardinal, brindó una descripción de la organización criminal brasileña PCC, que cobró protagonismo en nuestro país al reclutar miembros. “Hoy en día, lastimosamente tendremos PCC para rato acá en nuestro país y en otras penitenciarías, básicamente co-gobernando lo que pasa en las penitenciarías, un status quo”, contó.

En este punto amplió contando que muchas veces los directores de las penitenciarías recurren a los líderes de esta organización para sostener la alimentación y los insumos básicos para los presos. "El Estado paraguayo no tiene alimento para los más de 12.000 presos que hay en el país, mientras eso siga ocurriendo, el PCC seguirá negociando", apuntó.

Nota relacionada: Escapan 76 miembros del PCC del penal de Pedro Juan

PUBLICIDAD

Según sus palabras, la agrupación criminal es una compleja organización que además de ganar dinero, da protección a sus integrantes y les ofrece una estructura con casi formación militar y hasta comercial. “Fue consolidándose ante la ineficacia y la corrupción”, sostuvo.

Recordó que el PCC inició con robos a bancos, transportadores de caudales y a partir de 1990 migró al narcotráfico debido a que este rubro le deja mayor ganancia.

El especialista indicó que en Paraguay el PCC consigue reclutar numerosos “soldados” debido a las malas condiciones penitenciarías y el abuso de la prisión preventiva. “Necesitamos una política penitenciaría que dé al interno comida, bebida y garantías a la población”, aseveró.

PUBLICIDAD

Los tres principales cabecillas del PCC en Paraguay comandaron en la madrugada del pasado domingo una fuga masiva de 76 presos de los 1.015 que había en la cárcel de Pedro Juan Caballero. Los reos cavaron un túnel de 15 metros que supuestamente los guardias no vieron, pese a que 200 bolsas con arena quedaron en una celda “cateada” 20 días antes.

Lea más: Imputan y ratifican pedido de prisión para exdirector de penal y guardiacárceles

La huida masiva fue detectada aproximadamente a las 04:00, cuando la Policía recibió la alerta de parte de los agentes penitenciarios del penal que queda a 2.000 metros de la Ruta PY05 y 5.000 metros antes de llegar al centro de Pedro Juan Caballero y la línea fronteriza con Brasil.

La Policía Nacional desplegó varios operativos policiales con la intención de recapturar a los presos fugados.

La primera acción tomada por las autoridades tras la fuga fue la detención del director del penal Christian González y 30 guardiacárceles, que ya fueron imputados por el Ministerio Público. El Gobierno considera que el caso no fue una fuga, sino una liberación de presos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD