Continúan reclamos por situación educativa y el MEC convoca a mesa de diálogo

El viceministro de Educación, Robert Cano, informó que el jueves se llevará a cabo una reunión en la que participarán representantes del sector educativo, que tendrá como punto de partida el análisis de la situación actual. Adelantó que el MEC propondrá que las evaluaciones de cada alumno sean sumativas, sin prueba final. Padres, docentes y alumnos siguen reclamando una mayor apertura del MEC para mejorar las falencias en el ámbito.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/ZYR4PWKU55DGVNDHEVMX4PMVUI.jpg
Diego Peralbo, ABC Color

En estudios de ABC TV se tuvo la visita este domingo de varios sectores de la educación: Robert Cano, viceministro de Educación, Francisca Monges, Fedapy, Gabriel Espínola, OTEP Auténtica y María Amarilla, estudiante de Unepy.

En la ocasión, el viceministro Robert Cano adelantó que el ministro de Educación, Eduardo Petta, convocará a un encuentro para este jueves 28 de mayo, del que participarán todos los representantes del sector, como así también expertos en educación “para abordar el estado de la educación, primeramente, y luego se hará una propuesta -por parte del MEC- de que la evaluación de este año sea sumativa, sin prueba final”.

Reconoció que el actual es un nuevo proceso para todos, “por eso hacemos el esfuerzo de 127 planificaciones por semana. El Ministerio se reconvirtió para hacer eso. Tenemos más de 250.000 descargas de materiales todos los días, y el 90% de los docentes ingresan a la plataforma”, aseguró.

A su turno, Francisca Monges, en representación de los padres, se refirió a lo que representa el día a día tener que adoptar el rol de docentes. “Las familias están en un momento de estrés. Como padres de familia estamos muy desorientados porque no fuimos formados para la enseñanza de esos contenidos, no hubo un ensayo previo. El día a día se hace muy pesado. La mayoría de la responsabilidad cae sobre las madres, porque los padres salen a buscar el sustento, pero también hay madres que trabajan, así que el tiempo que tenemos para enseñarles a nuestros hijos se hace corto”, señaló.

PUBLICIDAD

Se refirió además a que ya es el momento en que el MEC incluya a los padres en el proceso educativo, debido a que no hay apertura ni planes en que se incluya a la familia. “Es preocupante porque mientras se busca la solución ya se perdieron las clases”, señaló al referirse al contexto actual.

María Amarilla, quien es estudiante del Colegio subvencionado Jesús Sacramentado de Santaní, habló de que las clases que el Ministerio asegura son virtuales, no son clases, sino tareas. Las clases no son desarrolladas como deberían. Hay casos en que los docentes designan a un alumno que debe distribuir las tareas, dijo. También habló de casos en que los docentes envían las tareas con sus soluciones a los alumnos en que pese a dales las respuestas les piden que “analicen”, pedido que no es acatado en todos los casos.

“El ministro dice mucho que ‘La educación no se detiene’, pero en la práctica se detuvo desde que se cerraron todos los colegios y escuelas. Hay realidades diferentes, hay personas que no tienen internet o que sus padres son analfabetos”, apuntó.

Gabriel Espínola, de OTEP, admitió que hay docentes que caen en el facilismo de delegar las tareas a los alumnos. “Te estás convirtiendo en un facilitador y no en un docente, pero no me han preparado para eso, estoy en relación laboral. El supervisor pedagógico debería de acompañar, pero eso no existe”, criticó.

PUBLICIDAD

Sobre una posible solución para la situación educativa, indicó que “no vamos a poder mejorar si no hay capacitación. El déficit que hay está siendo suplido por el sacrificio de algunos". En este sentido, ejemplificó diciendo que hay casos de docentes que de manera clandestina están juntando a chicos en sus casas para seguir con las clases.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD