Titular del Incan reconoce que atención a pacientes con cáncer se debilitó a causa del COVID-19

La atención en el Instituto Nacional del Cáncer (Incan) se debilitó a consecuencia de la pandemia de COVID-19, reconoció el director del hospital, Nelson Mitsui. Indicó que se está gestionando la contratación de más personal de blanco.

Pacientes y familiares en los pasillos del Incan. Muchos pasan el día allí acompañando el padecimiento del ser querido. El director del Hospital, Dr. Nelson Mitsui, mencionó que solicitaron al Ministerio de Salud la contratación de más enfermeras.
Pacientes y familiares en los pasillos del Incan.Archivo, ABC Color

“La pandemia vino a complicar mucho la situación asistencial del hospital (...) Nosotros tuvimos que dividir prácticamente la atención de urgencias en respiratorios y en lo que es urgencias oncológicas. Y eso debilita totalmente el sistema, porque la cantidad de recursos humanos sigue siendo la misma y tuvimos que armar dos equipos (...) Estamos trabajando de esa manera, no es lo ideal, pero...”, indicó a ABC el director del Incan, Nelson Mitsui.

La Asociación de Pacientes con Cáncer y Familiares (Apacfa) dio a conocer que desde que se inició la cuarentena sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus, el pasado 11 de marzo, han fallecido unos 20 pacientes con cáncer, varios de ellos por falta de medicamentos para continuar con su tratamiento de quimioterapia.

Nota relacionada: Unos 20 muertos por cáncer en cuarentena

Mitsui indicó que chocan con la falta de recursos humanos, como también la falta de espacio físico. El hospital, ubicado en Capiatá, tiene 35 años y si bien creció en cuanto a personal de blanco y a equipamientos en general, no aumentó su infraestructura edilicia ni la cantidad de camas, resaltó su director.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, contó que para hacer frente a la alta demanda de pacientes colocaron sofacamas en los pasillos, ante la falta de camillas para internación.

Lea más: Los enfermos de cáncer deben soportar padecimientos para recibir la atención

“Es el único hospital del sistema público que tiene, digamos, todas las modalidades de tratamiento para el cáncer. Entonces, realmente es un embudo y los paciente vienen de diferentes partes del país. Si no encuentran respuesta acá, prácticamente no hay otro lugar a donde acudir”, reconoció Nelson Mitsui.

PUBLICIDAD

Explicó que presentaron al Ministerio de Salud un proyecto para ampliar el Incan, pero el director recalcó que la mejor manera de optimizar la atención a nivel país es descentralizar los servicios oncológicos.

También detalló que le explicaron al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, la necesidad de contar con más recursos humanos. “Por suerte nos están contratando algunos. Y con eso vamos a tener respiro para las atenciones. Pero el cáncer es una enfermedad de tratamiento multidisciplinario, en donde los recursos en cáncer siempre son insuficientes. Y más nosotros, que somos un país con pocos recursos, realmente tenemos que hacer malabares para dar respuesta a todos los pacientes”, puntualizó.

Entretanto, los enfermos de cáncer que acuden al Incan siguen padeciendo la falta de infraestructura, insumos suficientes y medicamentos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD