El Ejecutivo pide a la Justicia que actúe en casos de corrupción

El asesor político de la Presidencia, Daniel Centurión, destacó esta mañana que ahora son la Fiscalía y el Poder Judicial los que deben actuar para identificar a los corruptos que intentaron robar al Estado durante la pandemia. Reiteró que Mario Abdo Benítez “no va a ser parte de la corrupción y la impunidad en el Paraguay”.

El presidente Mario Abdo Benítez no tiene el respaldo total de los legisladores de colorados ni de su sector con el nuevo préstamo.
Según el asesor político de Mario Abdo Benítez, el presidente no tolerará ni acompañará los hechos de corrupción, por lo cual creó la Comisión Especial que decidió la anulación de más de 30 procesos irregulares.Archivo, ABC Color

Centurión aseguró que en términos sanitarios se hicieron las cosas bien dentro del Gobierno en esta pandemia. Sin embargo, admitió que es innegable que se detectaron “errores” administrativos. “Hay presunción de que hay gente que quiso meter la mano en la lata, pero así también hizo lo que tenía que hacer y siguió la línea que siempre ha tenido el Presidente de la República, de que tenemos que respetar la independencia de los poderes. Tenemos que robustecer a las instituciones”, añadió.

El asesor de la Presidencia aseguró que actualmente no existen resoluciones judiciales construidas dentro del Ejecutivo y ahora el órgano natural de investigación para los presuntos hechos de corrupción en Salud es el Ministerio Público.

“Y el elemento utilizado (para presentar la denuncia) fue un organismo constituido por el Presidente, que es la Comisión especial encabezada por el Dr. Arnaldo Giuzzio. Lo que hoy esperamos es que funcionen las instituciones, que el Ministerio Público haga la investigación que tenga que hacer. Que el Poder Judicial, al identificar un hecho punible o al identificar a aquellos que cometieron algún delito, que estos tengan una condena ejemplar”, declaró en contacto con ABC.

Lea también: Abdo celebra “logros” de Salud y minimiza críticas a gestión estatal

PUBLICIDAD

“Siempre existió impunidad”

El asesor político aseguró que si todavía existen hechos de corrupción en el país es porque históricamente en el Paraguay existió impunidad. “La corrupción no es una invitada de este Gobierno. Es una inquilina que tenemos que desalojar definitivamente de la gestión pública, que está hace décadas sucediendo Gobierno tras Gobierno”, consideró.

Aseguró que siempre han existido hechos de corrupción en torno a las contrataciones dentro de las instituciones públicas, pero hoy se han identificado esos procesos. Aseguró que las irregularidades existen porque aún hay funcionarios antiguos que deben ser identificados porque han operado durante décadas para enriquecerse, junto con “empresarios sin escrúpulos”.

“Mientras no exista condena de los responsables va a seguir estando dentro del manto de la impunidad. Nosotros también esperamos que el ámbito jurisdiccional llegue a ese objetivo. Queremos y necesitamos que existan señales claras desde el ámbito judicial, dentro de la Fiscalía”, instó.

PUBLICIDAD

“En este Gobierno no existe impunidad”

El asesor del Ejecutivo luego dijo que hoy los titulares deberían ser que “en este Gobierno no existe impunidad”. “Porque fijémonos en dirigentes políticos, autoridades que pudieron haber estado dentro del oficialismo, hoy muchos están recluidos, en el caso de algunos parlamentarios. No vamos a hacer juicio de valor del proceso que tienen, pero están recluidos, imputados, con prisión domiciliaria, investigados”, manifestó.

Añadió que el Presidente de la República “siempre ha sido claro” con todos sus colaboradores al indicarles que él no va acompañar ni apañar ningún hecho de corrupción. “Es firme y bien claro, y reitero: Cuando él dice hoy más que nunca el Presidente tiene amigos imputados, lo que él dice es: Yo no voy a ser parte de la impunidad del Paraguay a pesar de que sea mi mejor amigo”, concluyó.

Nota relacionada: ¿Vine, vi y copié?: Posteo sobre el “César” Marito genera controversia

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD