Piden reforzar controles de prevención contra incendios

Durante el acto de recordación a las víctimas del siniestrado exsupermercado Ycuá Bolaños, los familiares, sobrevivientes y allegados elevaron el pedido de reforzar los controles a los comercios del país a fin de que cumplan con las normas de seguridad.

Familiares de las víctimas fatales del siniestrado Ycuá Bolaños  siguen clamando justicia por los 400 muertos que dejó el trágico suceso.
Familiares de las víctimas fatales del siniestrado Ycuá Bolaños siguen clamando justicia por los 400 muertos que dejó el trágico suceso.Archivo, ABC Color

Las llamas fueron apagadas ese día pero el dolor no. Así lo expresaron familiares de las 400 víctimas fatales y los sobrevivientes del siniestrado exsupermercado Ycuá Bolaños.

El acto de recordación tuvo lugar ayer frente al futuro Memorial 1A, sobre Artigas esquina Santísima Trinidad, donde a las 11:20 un carro de bomberos hizo sonar la sirena y emocionó a los presentes.

A 16 años de este fatídico domingo, donde las puertas fueron cerradas y el centro de compras se convirtió en un total infierno, los familiares siguen clamando justicia.

Durante la ceremonia simbólica, hicieron énfasis en la importancia de reforzar los controles a los pequeños y grandes comercios del país, a fin de que estos cumplan con las medidas de seguridad, sobre todo de prevención contra incendios.

PUBLICIDAD

“Nos encontramos con un sistema público desbordado, con un sistema de prevención nulo y obsoleto, con un sistema de salud precario a punto del colapso. El humo y la avaricia arrebataron la vida de nuestros seres queridos. Los 400 muertos no se olvidan”, reza parte de lo manifestado en el acto.

Ese domingo

El domingo 1 de agosto del 2004, varios grupos de amigos seguían festejando el Día de la Amistad y muchas familias se aprestaban para almorzar en el patio de comidas del supermercado Ycuá Bolaños Botánico.

De acuerdo a los resultados de la investigación, las 11:20 comenzó el incendio que arrasó en menos de dos horas con todo el complejo comercial. La combustión de grasas y carbonillas acumuladas en una desviación de tipo codo de la chimenea de la parrilla de la cocina del patio de comidas fueron las causantes del voraz incendio.

PUBLICIDAD

Clientes y funcionarios intentaron salir por la puerta principal (de blíndex) pero estaba cerrada, entonces en medio del humo y la oscuridad fueron hasta rampa que da con el estacionamiento, pero también quedaron atrapados. Por estos hechos fueron condenados los dueños del súper, Juan Pío Paiva y su hijo Víctor Daniel Paiva, a 12 años de prisión. Ambos obtuvieron la libertad condicional en el 2013 y 2014, respectivamente.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD