“Hay que sacar todo lo ideológico y religioso” del tema de la educación sexual

La ministra de la Niñez y Adolescencia, Teresa Martínez, entró en detalles sobre el programa “Ñañangareko” de prevención de abusos sexuales a menores, afirmando que “no podemos seguir mirando impávidamente y no hacer nada” ante las preocupantes estadísticas de embarazos en adolescentes.

Las relaciones sexuales sin precaución pueden conducir a embarazos no deseados, que desatan una infinidad de precoces responsabilidades.
Las relaciones sexuales sin precaución pueden conducir a embarazos no deseados, que desatan una infinidad de precoces responsabilidades.ABC COLOR

En conversación con ABC Cardinal este jueves, la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, habló sobre el programa “Ñañangareko” contra el abuso y el embarazo en niñas y adolescentes, que fue lanzado este jueves en conjunto por los ministerios de la Niñez, de Salud, de Trabajo y de Educación.

La ministra Martínez señaló cifras “terribles” emitidas por el Ministerio de Salud, que ubican a Paraguay en el segundo lugar de la región latinoamericana en cantidad de embarazos en adolescentes.

“No podemos seguir mirando impávidamente y no hacer nada”, opinó la ministra, que señaló que el programa “Ñañangareko” se centrará explícitamente en la prevención del abuso, y que eso se debe hacer “desde el principio” de la formación de los menores, por medio de la educación.

Lea más: “Una niña embarazada es una niña abusada, Ñañangareko”

“Necesitamos que los niños tengan información, los abusos se dan principalmente en el entorno de los niños, en esos casos no hablamos de un abuso con violencia, las niñas y niños son seducidos por los adultos y no se dan cuenta o no saben que eso está mal porque no se les dice”, dijo la ministra Martínez.

“Necesitamos que sepan lo que significa el desarrollo de su cuerpo, que nadie les puede tocar, que tienen que contar lo que les hacen, eso forma parte de una educación sexual integral”, agregó.

La ministra insistió en que la educación sexual no se puede tratar desde un punto de vista ideológico o religioso, ya que se trata de una cuestión de derechos de los niños y niñas.

“Hay que sacar todo lo ideológico y religioso del tema y hablar de los derechos, no puede haber ideología en un proceso de educación sobre derechos”, sentenció.

Lea también: “¿Seguís vendiendo lencería?”: el mensaje en clave para pedir socorro en caso de violencia doméstica

La ministra Martínez explicó que aunque la pandemia de COVID-19 “atrasó bastante” el progreso, ya se está trabajando en el marco del programa “Ñañangareko” en el departamento de Caaguazú, “una zona con muchísimos embarazos adolescentes”.

“Lo estamos empezando a hacer comunitariamente, hay que hablar con los papás, se necesita movilizar el tejido social”, afirmó.

Durante el acto de lanzamiento del programa “Ñañangareko”, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, dijo que en lo que va del año ha habido 282 embarazos en niñas menores de 14 años y 7.500 de entre 14 y 19 años en Paraguay.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05