Pedido de rectificación de votos de bancada cartista puede “sentar peligroso precedente”

La diputada Kattya González (PEN) dijo este jueves que la bancada cartista quiere sentar un peligroso precedente al haber pedido que se vuelva a votar el proyecto de ley que sanciona a las personas que no usen tapabocas. La Cámara Baja rechazó ayer la iniciativa, pero este sector colorado pidió que se vuelva a votar y, al no recibir el visto bueno, dejó sin quórum la sesión. La legisladora sostuvo que este proyecto es una “ley para la coima”.

Kattya González, diputada.
Kattya González, diputada.

“Un grupo de personas estábamos en contra de establecer esto por ley (la obligatoriedad del uso de tapabocas). No estaba claro cómo cobrar la multa. Era una ley para la coima. El presidente canta el voto, por 29 votos se rechaza y pasa al Senado”, relató González.

La legisladora indicó que, pocos minutos después, la bancada colorada volvió a pedir la votación tras haber dado votos dispersos tanto a favor como en contra de este proyecto.

“Aparentemente hubo un desbloqueo (de votos en la bancada cartista (…) Luego hicimos el escándalo que hicimos (…) Se levantan ellos y se van, dejan sin quórum la sesión. No sabemos qué pasó con la ley de mascarillas, si se aprobó o rechazó. Vamos a esperar, entiendo que es así (que se rechazó), pero en la próxima sesión estoy segura que algo va a volver a pasar, se va a volver a votar. Uno puede volver a llevar a voto, pero eso es súper restrictivo, solo puede hacerse con personas que estaban en la sala”, detalló González.

Según la diputada, esto puede sentar precedente para otras votaciones “más importantes” por parte del sector cartista. “Uno tiene que estar atento, siempre al límite”. Lamentó la iniciativa de la obligatoriedad del uso de tapabocas, ya que dijo que es una ley que incita a las autoridades a coimear.

PUBLICIDAD

Tema relacionado: Maniobran proyecto sobre mascarillas

“Seamos más garantistas con la gente, tenemos toda una red educativa que podemos usar (para incentivar el uso de tapabocas), no con este estado policíaco que les encanta a los autoritarios. Esto abre una compuerta para otras votaciones”, sostuvo.

Durante la sesión de ayer, la diputada Rocío Abed de Zacarías (investigada) dijo que no escuchó bien y pidió que su voto sea por la aprobación con modificaciones. Asimismo, lo hicieron la diputada Cristina Villalba, el diputado Avelino Dávalos (investigado) y la diputada Del Pilar Medina (imputada).

El diputado Enrique Mineur (PLRA, llanista), quien en ese momento presidía la sesión, validó 30 votos a favor de la aprobación con modificaciones del proyecto de ley.

PUBLICIDAD

Diputados de la oposición cuestionaron y señalaron que el artículo 130 del reglamento interno de la Cámara de Diputados establece claramente que, si se suscitaren dudas respecto del resultado de la votación, inmediatamente después de proclamado, cualquier diputado podrá pedir rectificación, lo que se practicará sólo con los diputados presentes que hubieren tomado parte de ella.

Los diputados en busca de llegar a un acuerdo resolvieron votar de nuevo, pero de forma nominal. En el momento se percataron de que no tenían quórum para seguir la sesión.

Varios minutos después, el titular de Diputados, Pedro Alliana (ANR, cartista), interpretó que el proyecto de ley fue aprobado en general. La Comisión de Salud planteaba una mínima modificación y establecía que en lugares cerrados donde no se usen mascarillas y en caso de reincidencia se dispondrá el cierre temporal del local por 10 días e incluso la clausura.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD