Industrias e importadores temen consecuencias de la propuesta del régimen de reexportación comercial

Empresarios de diversos sectores coincidieron en que el proyecto de ley de régimen de reexportación del turismo comercial, que propone solo el pago del impuesto a la renta empresarial (IRE), podría impactar a los formales. Por su parte, gremios del Este insisten en la necesidad de convertir al país en un sitio atractivo para el turismo de compras.

Empresarios del Este consideran que la única solución a su economía  es la reapertura de la frontera.
Empresarios del Este consideran que la única solución a su economía es la reapertura de la frontera.Tereza Fretes, enviada especial

La Unión Industrial Paraguaya (UIP), a través de su presidente Gustavo Volpe, considera que la propuesta podría restar competitividad a las empresas formales si se tiene en cuenta el proyecto de ley que pretende otorgar más ventajas al comercio fronterizo, con el régimen de reexportación comercial.

La propuesta sugiere que los comerciantes fronterizos solo paguen tributo la renta empresarial, dejando de lado los aranceles e impuestos al valor agregado y selectivo al consumo. Fue presentada ayer en la Cámara Alta, por los senadores Georgia Arrúa, Juan Afara, Enrique Buzarquis, Juan B. Ramírez, Patrick Kemper y Pedro Santacruz.

“La falta de una política industrial se traslada cada tanto a proyectos peligrosos como este, que atentan directamente contra los trabajadores que están empleados por el sector industrial”, dijo el vocero. Añadió que se trata de un pretexto el incentivar el turismo de compras, registrará un impacto directo a las empresas formales y sobre todo a la industria local, que hoy lucha contra el contrabando y soporta los efectos de la pandemia.

Además, indicó que el Estado no tiene capacidad para garantizar que los productos comercializados en el Este con incentivos tributarios no invadan Asunción y el resto del país. Añadió que la capital también podría declararse zona “duty free”, que está a no más de 30 kilómetros de Argentina.

El titular del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Neri Giménez, lamentó que la propuesta analizada en Senado se haya presentado sin participación de los sectores afectados. “Consideramos que podría acarrear una especie de liberación del área de Ciudad del Este. Si no hay un riguroso control y no se miden las consecuencias de esta medidas, podría darse”, dijo. Añadió que la propuesta fue sorpresiva.

El asesor económico de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), Rubén Ramírez, apeló a la creación de una mesa de diálogo para encontrar soluciones estructurales y sostenibles para el comercio fronterizo. “No es conveniente y sería contraproducente crear territorios aduaneros diferenciados, aún cuando no es posible combatir el contrabando del exterior”, observó el representante del gremio.

Insisten en herramientas financieras

El secretario de Industria y Comercio de la Gobernación del Alto Paraná, Iván Airaldi, consideró que el desembolso de subsidio de dos pagos de G. 500.000 sólo ayudaría al sector más vulnerable, que para avanzar hacia una reactivación económica serían más útiles herramientas financieras. Recordó que hay 30.000 desempleados en la zona, por lo que urge la aplicación de medidas que permitan dar trabajo a la gente.

Por otra parte, considerando que históricamente la actividad económica del Alto Paraná es el comercio, considera que la reapertura económica es la solución para aumentar un poco la demanda de sus productos. Actualmente, con la clientela interna sólo se alcanza un 3% de lo habitual y arrastran cuantiosas pérdidas económicas desde el inicio de la cuarentena.

Óscar Manuel Airaldi, empresario, señaló que con la propuesta de tiendas fronterizas no se logró un consenso con diversos sectores y fue así que surgió este proyecto de ley, cuya modalidad se similar al Régimen de Maquila, la cual permite que ingresen insumos al país bajo admisión temporaria y luego de ser transformados con valor agregado nacional (mano de obra, energía y otros) son reexportados.

En cuanto al sistema de aplicación, señaló que no se solicita disminución del porcentaje de impuestos ni exoneración. Solamente que se pague lo que corresponde. “En el proyecto de ley se establece que las mercaderías que ingresen al país para su posterior venta al turismo serán únicamente en ciudades fronterizas y cabeceras departamentales”, expresó y agregó que no serán nacionalizadas en Aduana.

La iniciativa surge ante la preocupación de los empresarios de ciudades fronterizas que buscan volver atractiva Ciudad del Este para el turismo de compras, y así hacer frente a los comercios “duty free” del vecino país, con miras a la actividad comercial post pandemia.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.