Con la “Iglesia” en el Tribunal, y además quieren que les pague el abogado, afirman defensoras de Alexa

Entre las principales "alevosías" del juicio contra el sacerdote Silvestre Olmedo, que fue absuelto en por acoso pese a demostrarse manoseos a una joven exfeligresa de su parroquia, la abogadas de la denunciante destacaron que "fue la Iglesia Católica la que habló a través de la jueza Dina Marchuk" y que pese a probarse el manoseo, en la sentencia también se establece que sea Alexa Torres la que pague el abogado del sacerdote. El mensaje es un claro amedrentamiento contra todos los que "osen" denunciar acosos, afirmó una de las defensoras de la joven.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/7ELJI2LD4BHLPKYC6UIAGGCPL4.jpg
Antonia Delvalle, ABC Color

“La señora Dina Marchuck dictó esta sentencia con el crucifijo en el pecho. Si ustedes ven las imágenes, ella portaba todo el tiempo un crucifijo, entonces para nosotros, la Iglesia Católica estaba sentada en el Tribunal”, afirmó Sonia Von Lepel, una de las abogadas de la denunciante, sobre algunos detalles del juicio que ya las hacían presentir el desenlace a favor del sacerdote.

Lea más: Absuelven a Olmedo: Manoseo a pechos de la víctima no fue prueba suficiente de acoso para jueces

“Nuestra contraparte (la Iglesia) ya estaba sentada en el Tribunal, fue la Iglesia Católica la que habló a través de la Jueza Dina Marchuk”, insistió Von Lepel, que junto a su colega en la querella adhesiva, Mirta Moragas destacaron que lo más aberrante es que también pretenden que la joven -que se probó en juicio fue manoseada-, también pague al abogado Rodrigo Yódice, que representó a Olmedo.

El Tribunal dijo que “a la Fiscalía no se le va a cargar las costas (honorarios del abogado de la contraparte) porque no actuó con temeridad. De qué temeridad habla cuando los tres coinciden plenamente que se acreditó la existencia del hecho (toqueteos en el pecho), de qué falsedad y de qué temeridad hablan, si no está en tela de juicio y quienes votaron incluso por la absolución dicen que el hecho existió, simplemente que tenemos un problema de tipicidad del tipo penal”, remarcó Von Lepel.

“Como si fuera poco, el Tribunal quiere que Alexa le pague al abogado de la Iglesia cuando realmente la existencia del hecho se acreditó. La verdad que es una falta de respeto desde todo punto de vista y creo que es la guinda de la torta no más”, cuestionó Moragas.

Esta última, claramente ve un mensaje intimidatorio de la Justicia contra todo aquel que denuncie a la Iglesia Católica. ”Es un mensaje super claro para las mujeres: Si ustedes persisten en denunciar los hechos de acoso en la Iglesia Católica, van a pagar con dinero de su bolsillo, el mensaje es super contundente”, sostuvo Moragas.

Remarcaron que esperarán conocer la sentencia por escrito el próximo 17 de agosto, pero reiteraron que apelarán la decisión y si no logran la realización de un nuevo juicio, no pararán, incluso recurriendo a instancias internacionales si fuese necesario. Tampoco descartaron denunciar ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados a los jueces Dina Marchuk y Hugo Segovia, quienes votaron por la absolución. La única integrante del Tribunal que votó por la condena fue Letizia de Gásperi, la presidenta.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05