La fortuna de Darío Messer en Paraguay en la mira de Brasil

Darío Messer construyó una red de lavado de dinero que logró blanquear en territorio paraguayo, posiblemente más de US$ 150 millones en bienes inmuebles, ganado, flota de vehículos, cuentas bancarias y en bolsa de valores. Aún no se pidió el comiso autónomo de estos bienes que están administrados por Senabico, pero desde el año pasado Brasil ya anunció su interés en quedarse con parte de ellos.

LOS NOMBRES QUE DIO MESSER A LA JUSTICIA DE BRASIL
LOS NOMBRES QUE DIO MESSER A LA JUSTICIA DE BRASILArchivo, ABC Color

La mayor parte del dinero que Darío Messer metió al Paraguay venía de paraísos fiscales ubicados en Europa e ingresaba hasta por vía del estatal Banco Nacional de Fomento (BNF), el banco que llegó a hacer un par de reportes de actividades sospechosas que fueron desoidos en su época por Seprelad. Desde junio del año pasado, la Fiscalía brasileña pide cooperación a la paraguaya para quedarse con la mayoría de ellas y, últimamente, tras la delación premiada del brasileño que acordó entregar el 99% de sus bienes como reparación, la posibilidad de repatriar estos activos es muy alto.

Según confirmó el procurador Sergio Coscia a nuestro diario, una mesa tripartita deberá resolver qué y cómo se hará con los bienes que Messer usó para lavar dinero en Paraguay. Encabezará la mesa la titular de Senabico, la doctora Teresa Rojas; la fiscala Liliana Alcaraz que se quedó manejando la investigación tras la salida del ex fiscal René Fernández y un representante de Cancillería. Son los tres brazos que decidirán qué y cómo se dividirán los bienes entre Paraguay y Brasil.

Messer tiene en Paraguay desde salones de evento en el exclusivo barrio Manorá de Asunción, pasando por departamentos en condominios, más de una decena de lotes residenciales en el exclusivo Paraná Country Club, una granja en Paso Itá (Hernandarias), terrenos en el kilómetro 5 ½ de Ciudad del Este, en km 12 de Acaray, así como terrenos en el exclusivo condominio Agua Vista de Encarnación y otros en barrios de Asunción.

También es propietario de estacionamientos y departamentos en el edificio Paraqvaria, lotes en el barrio Santísima Trinidad de Asunción, más terrenos en Mariano Roque Alonso, varios terrenos en Hernandarias.

PUBLICIDAD

A nivel de estancias, tiene la estancia DIANA 1, DIANA 2 y DIANA 3 que iba sumando sin prisa ni pausa en la localidad de Pedro P. Peña, pertenecientes a su empresa CHAI SA.

Le siguen las estancias THIAGO 1, THIAGO 2 Y THIAGO 3, también en la misma localidad. La estancia POZO ANITA ubicada en Neuland también es suya, igual que la estancia MELISSA en Alto Paraguay.

Un visionario Messer se acordó para ponerle el nombre del ARCA DE NOE a uno de sus establecimientos en Paraguarí mientras que ISLA ALTA, ubicado en La Colmena también tiene uno de los más altos valores monetarios por la inversión en reforestación. Messer también tiene una estancia en Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, llamada LAS MAÑANITAS. La mayoría de sus propiedades las colocó bajo el paraguas de sus empresas MATRIX REALTY SA Y CHAI SA, este último llegó a ser en propiedad con Juan Pablo Jiménez Viveros Cartes, el familiar del expresidente Cartes, uno de sus primeros socios en Paraguay.

Jiménez Viveros Cartes es también el mismo que lo llevó desde Alto Paraná a esconderse en Paraguarí cuando se desató el operativo “Cambio, Desligo” que pedía su captura en Brasil. Jiménez Viveros Cartes se presentó con el administrador de Messer, Ilan Grinspun, y pretendieron vaciar una de las cuentas de Messer en el BNF.

PUBLICIDAD

Vehículos y Acciones

Al menos media docena de camionetas de alta gama figuran a nombre de sus empresas, todos vehículos de marcas japonesas y una coreana. Cinco de ellas figuran a nombre de CHAI SA y una de ellas a nombre de MATRIX REALTY, todas tienen medidas cautelares de inhibición general de vender y gravar.

La empresa CHAI SA metió dinero en cuentas corrientes bancarias y además realizó inversiones en Puente, Casa de Bolsa, por valor de más de 102.112 dólares.

MATRIX REALTY SA metió inversiones en títulos por valor de 5.846.267 dólares (unos 41.300.000.000 guaraníes al cambio actual). Su empresa PEGASUS INVERSIONES SA tiene un valor nominal de G. 14.500.000 y un valor de negociación de acciones estimado en unos 500.000.000 de guaraníes al 28 de diciembre del 2018.

El año pasado, la extitular de Senabico y actual Ministra de la Corte Suprema, Dra. Carolina Llanes aseguraba que Paraguay debía terminar el proceso penal de Messer para tomar alguna disposición. “Teniendo en cuenta que hay un proceso penal en curso, tiene que esperar a su culminación, y cuando termine, si hay un acuerdo bilateral, se puede dar esa situación. En materia de lavado de dinero, teniendo en cuenta que es un delito de alcance internacional, el criterio siempre es compartir el resultado”.

A junio del año pasado, la Dra. Carolina Llanes aseguraba que la empresa CHAI SA de Messer tenía unos 60 millones de dólares en concepto de siete estancias y más de 14.000 cabezas de ganado (al momento de la incautación eran 11.000 cabezas y con la administración Senabico llegaron ya a 14.000). Tenía unos 40 inmuebles además de dinero en la mencionada Casa Puente, Bolsa de Valores, y dinero en el Banco.

El brasileño siguió estrictamente las recomendaciones para dar opacidad a la trazabilidad del dinero sucio que iba lavando. Hizo lo que todos hacen: monumentales compras de bienes inmuebles, ganado e inversiones en bolsa de valores.

La justicia brasileña acusa a Messer de lavar dinero de políticos brasileños entre Uruguay, Paraguay y Brasil además de haber creado unas 3.000 offshores para eludir controles fiscales y lavar dinero sucio.

Doleiro debe cumplir sentencia condenatoria

Para cerrar el acuerdo con la Fiscalía de Brasil, el “doleiro dos doleiros” Darío Messer se comprometió a devolver a las arcas públicas 1.000 millones de reales, que serían US$ 183 millones de dólares. En ellos se incluyen sus acciones y bienes en Brasil y en Paraguay.

La Procuraduría paraguaya aseguró que trabajarán por mantener aquellos bienes que se encuentran dentro del país.

Además, tiene que cumplir una sentencia de 18 años de cárcel por evasión de divisas, lavado de dinero y conspiración criminal.

Según la revista Veja, en la práctica, Messer debe cumplir una sexta parte de su condena en régimen cerrado, es decir tres años. Teniendo en cuenta que fue detenido en julio de 2019, solo le quedan dos años más. Actualmente, se encuentra en arresto domiciliario en un departamento ubicado en Copacabana, por estar en el grupo de riesgo de contraer covid-19.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD