Contrataciones investiga cuestionada adjudicación del MOPC para refaccionar el Palacio de López

A través de la resolución N° 3.378/20, con fecha del 10 de agosto, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) abrió una investigación a la cuestionada adjudicación del MOPC para refaccionar el Palacio de López. La obra se adjudicó al Consorcio de Restauración, integrado por Engineering SA y Caraguatay SA (Andrés Campos Cervera), firma cuestionada en sus contratos con el Estado.

Arquitectos informaron que el ala oeste del Palacio de López tiene un serio deterioro en su centenaria  estructura.
El ala oeste del Palacio de López tiene un serio deterioro en su centenaria estructura.Archivo, ABC Color

El monto de la adjudicación es de G. 38.885 millones, muy por debajo del precio referencial de G. 48.304 millones y desde el momento de la adjudicación se critica la experiencia del grupo beneficiado. La investigación se dio a raíz de una impugnación que presentó la empresa Alberto Barrail e Hijos SA (ABH), representada por Juan José Barrail, de acuerdo a la resolución de la DNCP.

De acuerdo con los datos, la empresa protestante fue descalificada “sin siquiera articular los mecanismos legales que le confieren la ley y sus reglamentaciones para dilucidar toda o cualquier duda sobre documentos presentados”. De acuerdo al informe de evaluación, ABH “no cumple” con el requisito mínimo; debido a que su recurso Financiero, es inferior al 20% del valor de las obras pendientes de ejecución.

“Como se puede apreciar, sin darle importancia ni valor alguno a la mejor oferta calificada desde el punto de vista del precio, el comité prefirió simplemente eliminarnos, por un tecnicismo que pudo haber sido subsanado, premiando con esa actitud a la oferta más costosa y además a la oferta que materialmente no ha presentado casi ningún documento requerido para la oferta”, expresa el documento.

En este caso, llamativamente, una vez más resultó adjudicado un grupo integrado por Engineering, que viene ganando importantes licitaciones pese a sus cuestionados antecedentes, como por ejemplo, en la criticada provisión del molino a la Industria Nacional de Cemento (INC), como también a la provisión de carros hidrantes de la Dinac, que se le adjudicó luego de invitar a un tour europeo a directivos de la entidad. Pese a que la Dinac pagó millones, no entregó aún los carros bomba.

PUBLICIDAD
El Palacio de Gobierno adornado con la bandera paraguaya.
El Palacio de Gobierno adornado con la bandera paraguaya.

Desde el principio hubo serias denuncias de direccionamiento en esta licitación, por lo que la DNCP ya había ordenado importantes modificaciones al pliego de bases y condiciones. Sin embargo, no modificó el punto más criticado, que tienen que ver con la exigencia de que las empresas tengan certificados de calidad (ISO o similar) y no dieron tiempo a las interesadas en participar para que cumplan con estas exigencias.

Vale señalar que desde el 2011, la institución destinó G. 26.578 millones (US$ 4,1 millones) en ocho licitaciones para la reparación y restauración de la emblemática infraestructura. Justamente, la firma ABH, percibió G. 19.270 millones para realizar las últimas refacciones del edificio histórico (2012-2015). También en su momento se cuestionó que después de su intervención cayó una parte del cielorraso y una araña del Palacio de López, que la empresa terminó reparando. Según había explicado ABH, la intervención de su contrato era en otra zona y donde ocurrió el derrumbe no correspondía a su área de trabajo, pero aún así, a pedido de Obras Públicas, la compañía accedió a las reparaciones.

En setiembre del 2014, parte refaccionado del Palacio se vino abajo.
PUBLICIDAD

Ahora realizarán una inversión mayor y según los datos se ejecutarán trabajos de intervención en la parte estructural de paredes, pisos, entrepisos y techos, sistema eléctrico, aire acondicionado con la instalación de techos provisorios, albañilería, liberaciones de espacios, trabajos de consolidación estructural, restauración de fachadas, instalaciones eléctricas, carpintería, tratamiento de desinfección de madera y muros que demandarán el trabajo de unos 400 obreros.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD