MEC no hará obligatoria la asistencia presencial a clases

El viceministro de Educación, Robert Cano, explicó que aún cuando el Ministerio de Salud dé la luz verde para el regreso a clases, mientras no haya una vacuna contra el covid-19, los padres podrán elegir si envían a sus hijos a las aulas o mantienen las clases a distancia.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/TPTXDBNQB5AUBDH752QRTAXUFA.jpg
EFE

En conversación con ABC AM 730, el viceministro de Educación Robert Cano explicó la postura del Gobierno sobre el eventual regreso de los alumnos a las aulas, luego de la interrupción total de las clases presenciales en marzo ante la llegada a Paraguay de la pandemia de covid-19.

Según explicó el viceministro Cano, la postura ministerial es la de no declarar obligatoria la asistencia presencial a clases, siempre que no exista una vacuna contra el nuevo coronavirus, dejando a los padres la decisión de enviar o no a sus hijos al colegio una vez que el Ministerio de Salud determine que las clases presenciales pueden ser retomadas.

El viceministro argumentó esa postura teniendo en cuenta que “las familias tienen distintas realidades” y algunas de ellas pueden tener en sus casas a gente de edad avanzada o con enfermedades de base, con lo que enviar a los niños a clases presenciales supondría un riesgo adicional de contagio.

PUBLICIDAD

Lea más: Estudiantes añoran la escuela

Señaló que alrededor del mundo “los países que deciden retornar (a clases presenciales) no lo hacen en régimen obligatorio (…), ningún país, que yo sepa, obliga a las familias a que sus hijos vayan a clases presenciales”.

“El término es voluntario, si vos te arriesgás y mandás al niño (…) a la escuela, adelante, es tu decisión”, agregó.

PUBLICIDAD

De todos modos, señaló que el Ministerio de Educación “no va a tomar ninguna decisión de forma unilateral”, subrayando que el regreso a clases presenciales “lo vamos a hacer donde, cuando y como el Ministerio de Salud lo diga”.

El viceministro Cano explicó que un regreso obligatorio a las aulas que al mismo tiempo respete las medidas de distanciamiento social impuestas por el Ministerio de Salud, que requeriría una distancia de entre uno y dos metros entre pupitres, “no va a poder ser” porque separar los escritorios “limita la capacidad de las aulas”.

El representante del Ministerio de Educación sentenció que un regreso al “esquema anterior” de clases presenciales obligatorias solo sería posible con la llegada de una vacuna para covid-19 que garantice la inmunización generalizada.

“Estamos tratando de hacer futurología en un mar de incertidumbres”, concluyó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD