Quiniela no habría entregado monto millonario a beneficencias, denuncian

Millonarios montos que la firma TDP, explotadora de la quiniela, debía entregar a entidades de beneficencia y al Fondo Nacional de Recursos Solidarios de la Salud (Fonaress) no habrían llegado nunca, según denuncias. La firma se basó en un reglamento propio para modificar la ley de juegos de azar. Todo ante el silencio de la Conajzar.

La Ley 1016 establece que los premios no retirados deben ir a entidades benéficas.
La Ley 1016 establece que los premios no retirados deben ir a entidades benéficas.Archivo, ABC Color

Valiéndose de un reglamento redactado de forma unilateral y aprobado sin cuestionamientos por la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), la firma que explota la quiniela habría dejado de entregar millonarios montos a entidades de beneficencia y al Fonaress. Así lo señalan denuncias acercadas a la redacción de ABC Color por personas que solicitaron el anonimato.

Reglamento más que ley

La historia viene así. Entre 2014 y 2015, la firma Technologies Development of Paraguay (TDP), vinculada a la familia del expresidente de la República Juan Carlos Wasmosy, se hizo con la licitación para explotar por cinco años la quiniela, el mayor juego de azar en el país.

Sin embargo, de acuerdo a las denuncias a las que tuvimos acceso, la firma de la familia Wasmosy consiguió modificar una ley a través de un reglamento.

La Ley 1016, que regula los juegos de azar, establece en su artículo 19 la figura de los premios no pagados por no presentarse el ganador. Esto es, cualquier monto de dinero, vehículo, electrodoméstico o inmueble que no es retirado por quien tiene la boleta ganadora.

La legislación establece claramente que esos premios deben ser entregados a entidades de beneficencia. Y desde 2015, se sumó un nuevo destinatario: el Fonaress, un fondo creado para asistir a personas que padecen enfermedades graves o cuya medicación sea extremadamente costosa.

A pesar de este marco legal, la firma TDP no habría realizado entrega alguna de premios no pagados. En abril de 2015, la empresa de la familia Wasmosy presentó ante la Conajzar el reglamento de la quiniela. En el artículo 40 del mismo establece que la simple emisión de una boleta con los números ganadores no significa que exista un premio.

Es decir, para quienes explotan el mayor juego de azar -en cuanto a volumen de facturación- no existen los premios no pagados por no presentarse el ganador. Borraron con el reglamento de la quiniela una figura establecida por la ley.

Este reglamento fue aprobado con Javier Balbuena como titular de la Conajzar, el mismo que estuvo metido en numerosos casos cuestionados y cuyo patrimonio tuvo un raudo incremento durante sus años en la función pública. Ricardo Núñez, hermano del diputado Basilio “Bachi” Núñez, era representante de las municipalidades y Justo Zacarías Irún, investigado por supuesto lavado de dinero, integraba el consejo por las gobernaciones.

“No existe”

ABC conversó con el abogado José Fernández Zacur, representante legal de TDP, al respecto. El mismo manifestó que la firma se mantuvo apegada a lo que estableció el reglamento. Cuando se le consultó qué pasa con los premios no pagados por no presentarse el ganador, manifestó: “No existen, según el reglamento”.

Esa misma postura ya había sido dejada por escrito en una nota remitida por Fernández Zacur a la Conajzar, como respuesta a un pedido de acceso a la información pública sobre los fondos que entregaron a las entidades de beneficencia.

El abogado dijo que en todo caso la Conajzar debería haber cuestionado el reglamento en su momento y que esto no ocurrió.

Millonarios montos

La quiniela es el mayor juego de azar en el Paraguay. Se estima que mueve anualmente unos US$ 127 millones, alrededor de G. 876.000 millones por año.

Según los denunciantes que llegaron hasta nuestra redacción, se estima que alrededor del 6% de los premios de los juegos de azar no son pagados por no presentarse los ganadores. Esto es, alrededor de US$ 6 millones año que deberían ser entregados a las entidades benéficas y al Fonaress por parte de la firma TDP.

No hay facturas

En reiterados pedidos de acceso a la información que se encuentran disponibles en internet, Conajzar dijo que no recibe los fondos que las concesionarias de los juegos de azar deben entregar a las entidades benéficas y que solo puede pedir las facturas.

En los diversos pedidos, entregó facturas de numerosas concesionarias de juegos de azar, menos de una: TDP.

Revisarán

José Antonio Ortiz Báez, actual titular de la Conajzar, señaló que esta situación se da únicamente con la quiniela y que deberán analizar la situación ahora que se debate una nueva licitación para los próximos cinco años de explotación. Se escudó en que el reglamento fue aprobado con anterioridad y que se derogará con uno nuevo.

juan.lezcano@abc.com.py