Inspección forense confirma que niñas fallecidas tenían 11 años

Las dos fallecidas tras el enfrentamiento entre las FTC y el EPP eran niñas de 11 años, informó el forense Pablo Lemir en la tarde de este sábado, tras una inspección de los cadáveres. Fueron identificadas como María del Carmen y Liliana Villalba e ingresaron a Paraguay desde Argentina el 19 de noviembre de 2019, según el fiscal Federico Delfino.

Evidencia incautada en el campamento del EPP.
Evidencia incautada en el campamento del EPP.

Las dos niñas que murieron el miércoles por la mañana en la estancia Paraíso, en los límites entre Concepción y Amambay, durante un enfrentamiento entre el EPP y la FTC tienen “11 años y meses”, según indicó este sábado el médico forense Pablo Lemir, tras una inspección a la que fueron sometidos los restos de ambas, exhumados esta mañana del cementerio de Yby Yaú.

“Hemos hecho una revisión completa de ambos cuerpos en conjunto con la doctora Liliana Bogarín, en la parte odontológica y antropológica. En mi persona, la parte médico-legal. Se han tomado placas radiográficas de ambos cuerpos, de la parte dental y de los huesos de la mano para determinar la edad”, indicó Lemir en conferencia que fue recogida por Fiona Aquino y Ariel Espinoza, periodistas de ABC.

Tema relacionado: Exhuman restos de menores abatidas durante enfrentamiento entre EPP y FTC

PUBLICIDAD

“Ambos cuerpos nos dan una edad de 11 años y algunos meses (…) Los dos cuerpos tienen cuerpo de desarrollo corporal externo diferentes, a pesar de que tienen la misma edad. Uno de los cuerpos tiene 1,65 metros y otra de 1,55 metros. No se vieron lesiones defensivas, ni de ataduras, ni signos característicos de tortura. No puedo decir que no hubo violencia porque ambas obviamente fallecen y eso ya es un signo de violencia externa. Se corroboraron las lesiones, tienen disparos de atrás para adelante, de adelante para atrás también”, detalló el médico forense.

Lemir indicó también que se sacaron esquirlas para analizarlas y partes del fémur para procesar el ADN. Las dos fueron identificadas preliminarmente como María del Carmen Villalba y Liliana Villalba.

Además, el doctor indicó que se hará un cotejo de datos con las fotografías y filmaciones del miércoles y las que se hicieron hoy para determinar las circunstancias de cómo se sucedieron las muertes. Adelantó que se hará una animación en 3D cuando esta información se procese. “De hecho estuvo presente gente del Laboratorio Forense que hace las animaciones 3D para tener una dinámica de los hechos, pero en este momento afirmar la dinámica de los hechos sería mentir”, sostuvo.

Lemir reconoció que hay limitaciones para determinar la distancia de los disparos. El fiscal Federico Delfino sostuvo esta mañana en conversación con Telefuturo que las prendas de ambas fueron “destruidas” el miércoles pasado.

PUBLICIDAD

“Para eso tenemos que ver las fotografías de las prendas porque los residuos de los disparos quedan por las prendas, pero en principio no tiene característica de ser muy cercana (los disparos”, señaló. En cuanto al ADN, el mapeo genético estará a cargo de la Fiscalía.

Ingresaron en noviembre del año pasado

El fiscal Federico Delfino dijo que ambas niñas entraron al país el 19 de noviembre del año pasado desde Argentina. Añadió que el Ministerio Público entiende que ambas nacieron en Paraguay, pero tienen documentos del país vecino.

Además, la sospecha es que quienes dicen ser sus madres biológicas, no lo son. Se trata de Myriam y Laura Villalba, que indicaron ser las madres de ambas víctimas. Delfino aseguró que la investigación apunta a que son hijas biológicas de Magna Meza y Osvaldo Villalba y de Liliana Villalba y Manuel Cristaldo Mieres.

“Es por eso que tomamos las muestras de ADN (…) en la espera de cotejar con las muestras de las personas que dicen ser sus madres en la Argentina (…) estas personas que serían sus madres en los papeles son las que entregaron a las preadolescentes al grupo criminal. Tenemos datos concretos de la República Argentina”, agregó el fiscal.

Delfino también contó que se abrirá una investigación penal en el caso de los documentos argentinos de estas dos niñas. La jueza Lici Sánchez, indicó por su parte, que los restos serán entregados a quienes dicen ser familiares.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD