Pilarenses varados en Encarnación debido a descoordinación

ENCARNACIÓN. Un grupo de compatriotas llegados desde la Argentina y que tenían como destino final la ciudad de Pilar, donde deberán guardar cuarentena, está varado desde hace horas en el centro de frontera, lado paraguayo, debido a una descoordinación con el transporte que debía venir a buscarlos. El vehículo debería ser facilitado por la gobernación de Ñeembucú, pero por alguna razón que nadie supo explicar, todavía no llegó a recoger a los pasajeros.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/FQ5EVDIAHFDJVHNRME7C6CAI4Q.jpeg
Juan Augusto Roa, ABC Color

Son unas 22 personas, entre ellas algunos niños, parte de un contingente de 42 personas en total que ingresaron en horas del mediodía, provenientes de Buenos Aires. El resto del pasaje tiene otros destinos, como el de un grupo de Bella Vista, Itapúa, quienes fueron recogidos por un vehículo de la municipalidad de dicho distrito, distante unos 50 kilómetros al noreste de Encarnación.

El largo periplo de estos compatriotas comenzó ayer, con la salida desde la capital argentina a bordo de un ómnibus de la empresa Cometa. Ya en horas de la madrugada llegaron hasta un puesto de control en la provincia de Misiones (Argentina), conocido como “Cruce San José”, donde tuvieron que cumplir con el minucioso y lento proceso de control sanitario al que están obligados todos los que ingresan a la provincia de Misiones.

Posteriormente, ya en horas del mediodía, lograron cruzar al lado paraguayo, donde deben realizar los trámites migratorios, y nuevamente cumplir un protocolo sanitario.

Alrededor de las tres de la tarde, funcionarios de la oficina habilitada por la Cancillería en el puente realizaron una pequeña colecta entre ellos para comprar y preparar algunos sándwiches a las personas que estaban sin comer desde la mañana, según comentó Sadi Ramos, una de las funcionarias del lugar.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD