Uno de los zares de Paraguarí que pagó a sus caseros con plata pública

El diputado colorado cartista Tomás Fidelino Rivas declaró un millonario patrimonio ante la Contraloría General de la República en 2013. Aún así, hizo figurar a sus caseros como funcionarios de la Cámara de Diputados para no pagarles él mismo sus sueldos. Intenta zafar del juicio. Su esposa fue denunciada por corrupción en la intendencia de Ybycuí.

Tomás Fidelino Rivas, diputado colorado cartista y exgobernador de Paraguarí.
Tomás Fidelino Rivas, diputado colorado cartista y exgobernador de Paraguarí.

Cinco años como gobernador del departamento de Paraguarí le valieron a Tomás Fidelino Rivas para conseguir un aumento de más del 100% en su patrimonio.

El imputado diputado colorado cartista asumió en 2008 como jefe del ejecutivo departamental. En aquel entonces, su patrimonio era de “apenas” G. 910 millones.

Para 2013, cuando dejó la gobernación de Paraguarí para llegar a la Cámara de Diputados de la mano del movimiento Honor Colorado, encabezado por Horacio Cartes, sus bienes se habían duplicado.

Según él mismo declaró, su patrimonio había llegado ya a los G. 2.000 millones.

PUBLICIDAD

Curiosamente, Rivas declaró la venta de unas 300 cabezas de ganado por año; pero en 2008 tenía apenas 600 y para 2013, declaró 750 vacunos.

Cuando dejó la gobernación del noveno departamento, Rivas andaba en una camioneta flamante del año.

En 2008 decía haber realizado inversiones para comprar acciones por G. 50 millones sin aclarar empresa alguna. Cinco años más tarde, esas acciones ya no figuraban.

Caseros de oro 2.0

PUBLICIDAD

A pesar de declarar un excelente pasar como empresario ganadero, recaudando unos G. 300 millones anuales por la venta de animales, el diputado cartista no tuvo empacho alguno para nombrar a sus caseros como funcionarios de la Cámara Baja a fin de pagarles así sus remuneraciones.

De acuerdo a los datos presentados por la Fiscalía, Nery Antonio Franco González ingresó a la Cámara de Diputados como chofer en 2016.

Sin embargo, el “funcionario” siempre estuvo en el distrito de Ybycuí, de dónde es originario el diputado Rivas y donde posee uno de sus inmuebles.

Hasta agosto pasado, Franco seguía figurando como funcionario contratado de Diputados y con una remuneración de G. 4.662.329. Así aparece en la base de datos del Ministerio de Hacienda (datos.hacienda.gov.py/data/nomina)

El segundo casero es Reinaldo Chaparro Penayo, quien según la página web de Hacienda, ingresó ya en agosto de 2013 como funcionario de la Cámara Baja.

Si bien cobraba un sueldo público, Chaparro se encontraba la mayor parte del tiempo entre las propiedades de Rivas ubicadas en Lambaré y Ybycuí.

Chaparro figura como asistente administrativo y en agosto percibió G. 2.800.000.

El tercer casero es Lucio Romero Caballero, quien figuraba como secretario privado e ingresó ya en 2013.

El Ministerio Público reveló que en ningún momento habría estado en la zona del Congreso en el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2016 y el 28 de febrero de 2017, sino que la mayor parte del tiempo estuvo en la quinta de Rivas en Ybycuí.

Los tres fueron hallados culpables por el Tribunal de Sentencia que en agosto pasado los condenó a tres años y dos años y medio de cárcel, en el caso conocido como caseros de oro.

Maniobras para evitar audiencia

Rivas ya fue acusado por el Ministerio Público en el marco de la misma causa.

El diputado por la ANR designó un nuevo abogado defensor y logró con esta nueva estrategia dilatoria suspender una vez más la audiencia preliminar, en la que el juez Raúl Florentín debe resolver si eleva a juicio oral al legislador.

El magistrado reprogramó la diligencia para el próximo martes 27 del mes en curso.

El legislador afronta cargos por cobro indebido de honorarios y estafa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD