Juez fijó para diciembre la preliminar por el caso megaevasión en CDE

El juez penal de garantías José Agustín Delmás fijó para el próximo 9 de diciembre la audiencia preliminar para definir la situación de los quince procesados por la megaevasión con celulares de alta gama en Ciudad del Este. La fiscalía adjunta pidió el sobreseimiento provisional.

Fiscala Soledad Machuca
Fiscala Soledad Machuca

Los fiscales Francisco Cabrera y Liliana Alcaraz plantearon el requerimiento conclusivo inicial, acusando por supuesta producción de documentos no auténticos a Carlos Gustavo O’Higgins, accionista y presidente de F. G. Trading SA, y pidiendo el sobreseimiento definitivo para uno de los procesados, provisional para seis y la suspensión condicional del procedimiento por evasión de impuestos y asociación criminal para siete.

Esto último beneficiaría a Liz Paola Doldán, Vilma González de Doldán, Edison Doldán, Tamara Brunetto Vallet, Manuel Balletbo Cabrera, Charles Edison Doldán y Julio Vera Melgarejo.

Estas personas procesadas son representantes y socios de las empresas Mobile Zone Internacional Import-Export, Excellence Import SA y Tenug Internacional SA, que según la investigación fiscal evadieron impuestos entre 2017 y 2019 por las sumas de G. 61.808.381, G. 4.633.636.582 y G. 690.298.472, respectivamente.

Para beneficiarlos con esa salida procesal, la Fiscalía pidió “compromiso de pago de impuestos adeudados y la multa correspondiente, de conformidad al plan de pago presentado” y donación de dinero en efectivo o su equivalente a entidades de beneficencia. Los imputados presentaron recibos de pagos iniciales.

FGE rectificó pedido

En una audiencia que se llevó a cabo el 29 de octubre pasado, el juez Delmás dio trámite de oposición al requerimiento, tras advertir la existencia de varios delitos, lo cual impide la concesión del beneficio.

La fiscala adjunta María Soledad Machuca rectificó la semana pasada dicho requerimiento, pero en vez de acusar directamente, pidió sobreseimiento provisional para todos los procesados.

Ahora, a Delmás no le queda otra que aceptar el requerimiento fiscal.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD