Arde el norte de Itapúa

ENCARNACIÓN. Una gran zona de bosques nativos, pastizales y hasta cultivos arden desde hace tres días en la zona norte del departamento de Itapúa. Técnicos de la ONG Guyra Paraguay denunciaron que el fuego es provocado por extractores furtivos de madera y cultivadores de marihuana.

Reserva es consumida por incendios provocados por marihuaneros o predadores de bosque.
Reserva es consumida por incendios provocados por marihuaneros o predadores de bosque.Juan Roa, ABC Color

Una mesa de contingencia del San Rafael ya fue activada el lunes para coordinar esfuerzos de diversos organismos y grupos de bomberos buscando contener el avance del fuego que pone en peligro incluso a comunidades indígenas de la zona, como el caso de la comunidad de Arroyo Morotî.

“Años de trabajo para mantener estos bosques están siendo devorados por la acción delictiva de algunas personas, y la falta de conciencia sobre la importancia que cumplen los bosques en el equilibrio ecológico. Reservas que son mantenidas en el interior de las propiedades de la organización son objeto permanentemente de la agresión ilegal de estas personas. Hacemos un llamado a las autoridades a que intervengan en el problema”, sostuvo Rodrigo Zárate, técnico de Guyra Paraguay.

Durante el fin de semana se observaron varios focos de incendios en la Reserva San Rafael. Varios de esos focos empiezan a fusionarse y propagarse cada vez más rápido, la sequía, sumada a la inconsciencia, la avaricia, la nula aplicación de la ley y la inexistente represión a los responsables facilitan a la producción agropecuaria transformar los bosques en pasturas, cultivos legales o ilegales e incluso la ocupación ilegal de propiedades legalmente establecidas para la conservación, como es el Complejo de Reservas Guyra Reta, cuyas propiedades están siendo muy afectadas por estas actividades ilegales, señaló.

Los daños son cuantiosos, el fuego se propaga con facilidad por las altas temperaturas, el viento, y porque el bosque está ya muy degradado por causa de la destrucción paulatina que está sufriendo, entonces ya no tiene el nivel de humedad que debe tener un bosque, y que en cierta medida lo protege de quemazones como las que se están produciendo.

Datos obtenidos a través de satélites pudieron identificar al menos 74 focos de incendio distribuidos a lo largo de una vasta zona, entre los distritos de Alto Vera, Itapúa Poty, incluso Edelira, donde el domingo se verificó un incendio provocado intencionalmente en una zona de reserva boscosa de la Base Aérea de Edelira 70.

Evacuan a comunidades indígenas

Bomberos voluntarios y del Ministerio del Ambiente, con ayuda de vecinos, estaban trabajando en la construcción de una línea de corte desde la localidad de Taguató hasta Santa Ana, en la zona de reserva, para evitar que las llamas avancen hacia zonas pobladas y con cultivos agrícolas.

Necesitamos el apoyo de todos para poder controlar esto, refirió Isasio Espínola, bombero voluntario de la organización Promotores Ambientales de Alto Verá, quienes desde el domingo están trabajando con brigadas de voluntarios de la zona.

La situación es crítica, y se deben encarar acciones que involucren a los organismos del Estado en forma decidida, esto es muy grave, afirmó el bombero.

Algunas comunidades indígenas ubicadas en cercanías a los focos de incendio ya fueron evacuadas por seguridad. El clima caluroso que según la Dirección de Meteorología se mantendrá por toda la semana, y la sequía que se registra favorecen la propagación del fuego.

Para la noche del hoy, se espera la llegada de un avión hidrante proveniente de Villarrica, que operará desde la pista de aterrizaje en la ciudad de Bella Vista.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05