Acevedo asegura que no hay protección política en el caso de pasaportes falsos

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, se desentendió este lunes del caso de los pasaportes falsificados en una rosca que apunta como su líder a Dalia López. Sobre la protección política, dijo que era una “percepción” y, si bien prometió investigar en Identificaciones, aseguró que la pesquisa central corresponde a la Fiscalía, que tiene el caso desde abril de 2020.

Euclides Acevedo, ministro del Interior, garantizó que hará cumplir la “ley del marchódromo” en próximos piquetes.
Euclides Acevedo, ministro del Interior.Archivo, ABC Color

ABC Color reveló que el caso de Ronaldinho Gaúcho y su hermano Roberto de Assis no sería el único en cuanto a la expedición de pasaportes falsificados en una organización en que la cabeza visible sería la empresaria Dalia López, hoy prófuga de la Justicia.

Otro fue Mario Ye Sui Yong, un empresario chino-brasileño que viajaba en aviones con el primer anillo de la campaña electoral de Mario Abdo Benítez. Junto al diputado Freddy D’Ecclesiis, Ye Sui Yong circulaba con respaldo por Paraguay, pero también en Brasil lo hizo: el empresario incluso viajó como traductor de Jair Bolsonaro a China. El hombre ingresó a nuestro país con documentación falsificada.

Tema relacionado: Ronaldinho, la punta del ovillo en un escándalo que salpica a autoridades

Sobre el caso, Acevedo dijo este lunes durante un acto en el Hospital del Trauma que correspondía a la Fiscalía investigar. El caso está en manos del fiscal Marcelo Pecci desde abril de 2020, de acuerdo con datos del Ministerio del Interior.

“Este es un tema que está dentro de un campo de investigación aparte. La protección política ya es una percepción, deducción y conclusión. La fotografía en sí no dice nada. Lo importante es que no se queda en la anécdota, hay que investigar y sacar conclusiones”, sostuvo Acevedo, al tiempo de añadir que “primero vamos a investigar. Cómo vamos a hacer sumario si no tenemos culpable”, cuestionó, minimizando el hecho.

Lea más: Oriental con pasaporte falso se paseaba con primer anillo de Abdo

“Un yapi”

Sobre el cambio de posturas en relación a las medidas tomadas por el Gobierno para evitar la expansión del COVID-19, el titular de Interior dijo que se trató de un error que fue solucionado rápidamente y que no se midió la “fatiga ciudadana”.

“A veces hacemos un ‘yapi’, y paciencia, nos corregimos cuando se pueda (…) Lo que queremos es compresión y la fatiga social debe ser analizada”, añadió.

En esa línea, dijo que la “Policía va a tratar de ser custodio y vigilante de las disposiciones sanitarias” y que “vamos a necesitar la asistencia de la Fiscalía. Pero (el decreto) es más orientación, acompañamiento, vigilancia cordial a la ciudadanía en materia de prevención de hechos punibles”.

Le puede interesar: Finalmente se retractan y no habrá restricción de desplazamiento, pero apelan a no viajar

“Vamos a tratar de que la gente cumpla, y a la gente que no cumple decirle que se vaya a su casa. No le podés apresar. Si está alcoholizado es otra cosa, allí ya es la intervención fiscal”, finalizó.

Las declaraciones de Acevedo se dieron durante un acto en el que el Hospital de Trauma pidió evitar el uso de pirotecnia durante estas fiestas. Entre el año pasado y este, hubo 10 niños heridos en sus extremidades con esta imprudencia.