Autoridades son cómplices del siniestro y destrucción del patrimonio histórico

Se sabe que es una bomba de tiempo, que esa zona es inhabitable y es una calle pública, e igual nada se hizo para evitar su ocupación. Tras el siniestro y la afectación del Cabildo, ocupantes se instalaron en las plazas.

En la imagen se puede observar toda la parte afectada de la antigua Avenida Costanera, que fue ilegalmente ocupada y días atrás registró un voraz incendio que consumió varias precarias casas.
En la imagen se puede observar toda la parte afectada de la antigua Avenida Costanera, que fue ilegalmente ocupada y días atrás registró un voraz incendio que consumió varias precarias casas.

La antigua Avenida Costanera, ubicada en los Bajos del Centro Cultural El Cabildo, prácticamente “desapareció” con la ocupación irregular de decenas de familias. Con el voraz incendio desatado en Navidad en la Chacarita, esta arteria quedó nuevamente al descubierto.

Con conexiones de energía eléctrica clandestinas, baños improvisados, casas precarias y en total hacinamiento, vivían estas familias a pasos del Congreso y detrás de un sitio histórico como es El Cabildo.

Más de 100 familias perdieron casi todas sus pertenencias durante el incendio, que se propagó rápidamente y afectó una parte de la estructura del Cabildo.

Ayer, mientras se retiraban parte de los escombros que quedaron en el sitio, muchas familias seguían cavando y destruyendo las bases de las Plazas Juan de Salazar, de Armas e Independencia, declarados Patrimonio Histórico Nacional. Se notó una gran presencia de niños en la zona afectada por el siniestro.

Varias instituciones como la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), la Municipalidad de Asunción y otras se encargaron de asistir a las familias con víveres y baños móviles, colocados en la explanada de esta zona histórica.

Hasta el momento, las “soluciones” otorgadas a los pobladores de la Chacarita han sido más que nada parches, sin un plan fijo que se encargue de los problemas de fondo.

Volver a revitalizar

Para el arquitecto Eduardo Alfaro Riera, lo ocurrido es una oportunidad para revitalizar esta zona, devolviéndole su identidad y personalidad urbanística. Una ocasión para conocer qué funcionó en el sitio, quién lo hizo y convertirlo en paseo histórico, donde uno pueda encontrarse con el pasado.

Expresó que sería un momento ideal para invertir y poner en valor la perdida Costanera de antes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.